Más mierda sobre Nadal

Nadal ‘tomó’ victoria histórica

nadal5Finalmente resultó la escena en el centercourt de Roland Garros la de costumbre:

Rafael Nadal que en gesto de victoria estiró sus brazos musculosos al cielo…

¿Cuántas veces vamos a verlo de nuevo – una, tres, más?

Rafael Nadal pasó a Björn Borg en el número de títulos en el campeonato abierto francés.

Hoy fue en todo caso la séptima vez desde que el 26 añero español con las cifras 6-4, 6-3, 2-6, 7-5 extinguió la esperanza para el número uno del mundo Novak Djokovic de convertirse en el primero desde Rod Laver en 1969 con cuatro títulos Grand Slam consecutivos.

Ahora resultó en su lugar Nadal que escribió historia cuando él mediante el triunfo dejó a Bjorn Borg atrás en la lista de los jugadores más ricos en victorias del torneo.

Será un recuerdo imborrable de la edición de 2012, pero por un tiempo eclipsrá aún así la forma en que la final se decidió.

Cuando el supervisor sueco Stefan Fransson la noche del lunes decidió parar el partido, salvó el español.

Nadal había entonces perdido tanto peso como longitud en sus pegadas, mientras que Djokovic con sus habilidades ‘allround’ había adaptado su juego a las bolas pesadas de lluvia.

El serbio estaba en camino a una hazaña de vuelta de partido, pero fue arrebatado (de la hazaña) por la decisión de Fransson.

Cuando el partido se reanudó hoy tenía Djokovic 2-1 con un break en el cuarto set, pero en la seca pista y con las bolas más ligeras obtuvo Nadal de vuelta la presión y el largo de sus pegadas.

Rompió de nuevo inmediatamente y ambos llevaron a cabo sus saques hasta un 6-5 para Nadal. En la bola de partido Djokovic hizo doble falta.

El comportamiento de Nadal en el atardecer del domingo dejó mucho que desear y sin duda no ganó ningunos nuevos ‘fans’.

La exigencia del español de que el juego se interrumpiera y su brote de ira contra Stefan Fransson mostró un lado de Nadal que nosotros fuera del tour rara vez hemos visto pero que no es extraño para sus competidores y otros en el circo del tenis.

No se puede ni siquiera ‘pensar el pensamiento’ de que Roger Federer se hubiese comportado de la misma manera. Regían dicho sea de paso condiciones meteorológicas parecidas cuando Federer se enfrentó a Robin Söderling en 2010 en cuartos de final.

El suizo no consiguió la misma velocidad sobre la pelota de lo que conseguía normalmente y no pudo resistir las pesadas pegadas de Soderling. [svd.se/sport/nadal-tog-historisk-seger]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*