“La corona está bien situada”

s c 1Suecia es el mejor (país)!

Vosotros que me habéis seguido muy pronto casi 50 años en Expressen nunca creeríais que iba a escribir así. Por eso lo repito:

Suecia es el mejor!”

“Nosotros” hemos superado la peor crisis económico-financiera desde los años treinta mejor que casi todos los demás. Grecia (griegos malditos!) está en bancarrota. Casi lo mismo se aplica a Italia, Portugal, Irlanda y España. Además de docenas de bancos, entre ellos varios gigantes, que prestaron millardos tras millardos sin control o con control laxo.

La sangre no fluye en las calles, pero el espectáculo es, debemos darnos cuenta, igualmente terrible.

Alemania está estable, pero rechaza – sabiamente – todas las sugerencias que tratan de que el que el que se ha cuidado, o sea Alemania, deberá pagar por todos lo que no se han cuidado. Griegos cabrones – que se comportan como aquel que ‘patina’ adentro a un restaurante de lujo y ordena caviar ruso, sin tener un puto duro en el bolsillo… Malditos italianos también… Y portugueses… Y…

Suecia pertenece (fuerte aplauso para Anders Borg aquí!) a los países mejor gestionados de Europa. La corona está bien situada y con toda seguridad se fortalecerá. Eso no impide en absoluto que el futuro sea incierto – incierto y peligroso.

En parte es Suecia un país pequeño. Nueve millones de suecos no pueden – sería absurdo pensar – hacer de soporte a un continente con 733 millones de personas más o menos despilfarradoras.

El problema es, lo puede ver cualquiera, el sistema del euro. Admito de buena gana que yo creía en la moneda única. Una idea tan hermosa. La misma moneda en países como Francia y Alemania, con dos terribles guerras mundiales entre ellos. La misma moneda, preferiblemente, en toda Europa. Pagamos con la misma moneda, por lo tanto supuestamente somos hermanos y hermanas, ¿no?

No, no es cierto.

Nosotros los que votamos a favor para que Suecia se uniese al euro estábamos equivocados. Los aburridos conservadores y nacionalistas tontos que votaron que no, tenían razón. La corona sueca brilla ahora mismo con una luz suave sobre el país. Con toda probabilidad será (se situará la corona) aún mejor cuando capital evadido fluya al país y el cambio se fortalecezca aún más. “Nosotros” tendremos más medios para viajar al extranjero y consumo de importación y podremos estirarnos un poco más (lo que no nos cuesta nada).

Luego corremos riesgo de ir a parar en una crisis igual de malditamente cuando Grecia – muy pronto – sea ‘cliqueada fuera’ de la UEM, quizás acompañada por varios países. Todo el mar está en tormenta y todo se vuelve aún más incierto de lo que es hoy. Las inversiones tendrán que esperar, al igual que empeorarán las cosas con el trabajo. Los bancos están ‘sobre la nariz’ y no ayuda el mostrar su pasaporte sueco en el mostrador: está vacío, igual de malditamente.

En resumen, no tengo ninguna buena noticia para transmitir, a excepción de que nosotros los suecos, a diferencia de ciudadanos de varios países europeos vivimos en un país seguro y –  en comparación – bien administrado.

Suecia, pertenece a Europa. Incluso si quisiéramos – lo que no lo hacemos – no podríamos mudarlo. Así que debemos esperar a que los hombres y mujeres del poder ahí fuera en Europa consigan encontrar soluciones que en todo caso no empeoren la crisis. La mayoría de los suecos probablemente no la han sentido todavía, pero en otros países (por ejemplo, Francia, donde yo vivo) es diferente. Y una cosa es cierta: Será/se pondrá la cosa (con toda probabilidad) peor antes de que mejore… [expressen.se/kronikorer/ulf-nilson/ulf-nilsson-kronan-ligger-bra-till/]

One Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*