Minka Disbrow y Ruth Lee se reencuentran después de 77 anos

La centenaria que llegó a conocer a su hija

  • 77 años después de la brutal violación – aquí se reencuentran Minka y Ruth

mirka y ruth

MORE PHOTOS »

Cuando tenía 16 años de edad Minka Disbrow fue violadas por tres hombres. El resultado de la violación fue su hija Betty Jane, que en contra de la voluntad de Minka, fue adoptada. 77 años después, se reencontraron madre e hija.

Era el año 1928. Era verano, y algunas chicas del mismo taller de costura estaban de ‘picknick’ en Dakota del Sur. La 16 añera Minka Disbrow y otra chavala se tomaron un corto paseo cuando fueron asaltadas por tres hombres. Ambas chavalas fueron violadas brutalmente.

– No sabíamos qué hacer. No sabíamos qué decir, así que nos fuimos a casa y no se lo contamos a nadie, dice ella a AP.

Pasaron los meses. Su cuerpo comenzó a cambiar. Minka Disbrow, quien había escuchado que los bebés vienen con las cigüeñas, no entendía lo que pasaba. Pero si lo hicieron por el contrario su indignada madre y su padrastro, que mandaron a Minka Disbrow a un hogar cristiano para jóvenes embarazadas.

Cuando tenía 17 años nació la hija, que Minka le dio el nombre de Betty Jane. Minka Disbrow quería quedarse con el bebé, pero sus padres se negaron. Durante 77 años era una foto en blanco y negro lo único que le quedaba de su hija. Cada año el día del cumpleaños de la hija pedía Minka la misma cosa: Dejadme verla, sólo una vez.

Luego sonó el teléfono. En el otro extremo del teléfono se encontraba Brian Lee, un hombre de 54 años de edad de Alabama. Quién contó que era su nieto.

Su madre, que por sus padres adoptivos de Noruega recibió el nuevo nombre Ruth Lee, había comenzado a los 70 años de edad a sufrir problemas del corazón. El médico le había pedido informes sobre la historia sanitaria de su familia, y Ruth Lee había comenzado a preguntarse sobre sus padres biológicos. Ella habló con su hijo, quien a su vez requirió los papeles de adopción de Dakota del Sur.

Recibió 270 páginas de lectura desgarradora.

La brutal violación estaba descrita en relación con la adopción. Había demás una gran cantidad de cartas de una chica joven que escribió a la agencia de adopción y pedía obtener actualizaciones sobre el niño que tuvo que abandonar. Brian Lee escribió el nombre que acababa de recibir de Minka Disbrow, con la esperanza de encontrar al menos una esquela que quizás pudiese ayudar a su madre. En su lugar, se encontró con un número de teléfono.

– Me quedé sin aliento, dice él a AP.

Pero Brian levantó el auricular, y unos segundos más tarde, contestó su abuela biológica.

Cuando Minka Disbrow cuenta su versión de la conversación, describe cómo le temblaban las piernas. Se enteró de que su hija había crecido en un hogar feliz, casado y ella misma había tenido seis hijos, de los cuales uno era el astronauta Mark C. Lee.

– Yo no podía entender que una pobre campesina había tenido nietos tan exitosos, dice ella a AP.

Un mes más tarde volaron Ruth Lee y el hijo Brian Lee a California, a donde Minka se había mudado. Con flores en la mano, tocaron el timbre de la puerta, y madre e hija se vieron por primera vez en 77 años.

– Era como si nunca hubiésemos estado separadas, dice Minka Disbrow.

Madre e hija se rieron de lo similares que eran. De que les gustaban las mismas flores, de que llevaban el mismo tipo de ropa.

– Fue como si hubiésemos sido una familia toda la vida.

Él reencuentro se llevó a cabo el año 2006. Desde entonces se han reunido en innumerables ocasiones. Minka Disbrow, que acaba de cumplir 100 años de edad, celebrará esta primavera su cumpleaños a lo grande con su nueva familia en Alabama.

– Este ha sido un viaje extraño y fantástico. [aftonbladet.se/]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*