Diana Nyad se lanza a otra aventura

Una sexagenaria estadounidense intenta cruzar a nado el estrecho de Florida

Diana Nyad, que inició la pasada madrugada la aventura sin la protección de una jaula contra tiburones, tardará tres días en alcanzar su destino

La nadadora estadounidense de 61 años, Diana Nyad, se lanzó esta noche al mar en La Habana con el reto de recorrer unas 103 millas náuticas entre la isla caribeña y Cayo Hueso (Estados Unidos) en tres días y sin la protección de una jaula contra los tiburones que abundan por el estrecho de Florida.

Nyad, vestida con un bañador negro, comenzó a nadar a las 19.47 hora local (00.47 GMT del lunes) desde el canal principal del centro turístico “Marina Ernest Hemingway“, al oeste de la capital cubana, a las cálidas aguas de un mar abierto y en calma.

FloridaStraitsDiana-Nyad-3

Con un ritmo constante, largas y poderosas brazadas y aspecto relajado, la veterana nadadora norteamericana de largas distancias mostraba una excelente condición física en la primera milla del itinerario que se ha propuesto vencer.

Dos años preparándose

Un equipo de unas 40 personas viajan en tres embarcaciones de vigilancia que van escoltándola en la travesía que tardará unas 60 horas, según declaró Nyad en la rueda de prensa que ofreció pocas horas antes en el Club Náutico Internacional Ernest Hemingway de Cuba (CNIC).

Dos remeros en kayak y cuatro buzos armados con un sistema de GPS y dispositivos con ondas eléctricas la protegerán de eventuales ataques de tiburones. “Es un honor muy grande” y “es un día especial, un momento muy humano, el de nadar tres días sin escalas entre los dos países”, dijo la nadadora que ya en 1978 intentó hacer este itinerario pero condiciones climatológicas adversas se lo impidieron.

Explicó que ha regresado de su retiro deportivo con el fin de cumplir “en un momento muy importante” de su vida este desafío para el que se ha estado preparando los últimos dos años.

Chocolate y fruta cada hora

Además de los tiburones, Diana Nyad tendrá que afrontar durante esta larga prueba de su fortaleza física otras amenazas como la posibilidad de sufrir deshidratación, hipotermia, náuseas y hasta momentos de delirio y desorientación.

Ella dijo que espera alcanzar el próximo jueves un punto no preciso de las playas de Cayo Hueso, al sur de Florida, y que solo realizará paradas de unos segundos cada 45 minutos para beber agua o ingerir alimentos ligeros como chocolate y frutas. […] [.abc.es]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*