Los ataques piratas son cada vez menos, pero más peligrosos

PIRATAS EN EL CUERNO DE ÁFRICA

Los ataques piratas a las afueras de la costa de Somalia se han incrementado dramáticamente en los últimos años. Sin embargo, recientemente la tendencia ha sido otra. “Hay menos ataques que el año pasado. Pero son más peligrosos”, dice Alan Cole del programa antipirata de la ONU.

Durante el 2010, 218 barcos fueron atacados por piratas somalíes. Es un aumento de cuatro veces en tres años. De estos, 47 fueron secuestrados, y la tendencia es preocupante.

176 barcos han sido atacados este año y 22 secuestrados a las afueras de la costa de Somalia y actualmente se encuentran 377 personas como rehenes por piratas somalíes. Entre otros, la familia danesa Quist Johansen secuestrada desde febrero.

Y podrían haber sido más.

– Si los militares no habrían estado allí probablemente habríamos visto un aumento aún mayor de secuestros, dice Charles Sörenson, investigador de la Escuela Superior de Defensa.

La organización militar tiene al mismo tiempo una misión casi imposible.

– La zona de operaciones es inmensa, ha sido comparada con tener 5 coches de policía que cubren un área del tamaño de América del Norte, dice Sörenson.

Hay aún así puntos de luz, visto desde una perspectiva más corta los ataques no han aumentado de ninguna manera. Al contrario.

– Hay tendencias de que el riesgo de ser atacado se ha reducido en algunas zonas a las afueras de la costa de Somalia. De hecho se han registrado menos ataques desde finales de abril en adelante este año en comparación con 2010, dice Alan Cole, coordinador del programa antipiratas de la ONU.

La buena noticia es seguida por desgracia por una violenta.

– Si eres atacado es sin duda más peligroso ahora que antes, dice Alan Cole.

– Los piratas usan mucha más violencia en los ataques y contra sus rehenes. Entre otros tienen armas más pesadas.

La actividad pirata en aguas de Somalia surgió en la década de 1990 cuando los pescadores locales se rebelaron contra la pesca ilegal generalizada por las grandes empresas internacionales.

Pero ahora hace de eso mucho tiempo que piratas somalíes y  pescadores fueran vistos como sinónimos.

– Los piratas no son marineros, hacen caso omiso de la pesca, dice Karl Sörenson.

– Está claro que las personas involucradas en la piratería hoy en día son más a menudo desarraigadas y menos cualificadas en el mar. Por eso vemos cada vez más a menudo piratas que mueren en el mar porque han navegado erróneamente y se han muerto de hambre, dice Alan Cole.

Los hombres jóvenes son reclutados hoy día en las aldeas somalíes, principalmente en el sur del país. Hombres pobres que ganan grandes sumas de dinero por cometer actos de violencia en el mar.

Las piratería invierte grandes sumas de dinero, pero todo no va a parar a los bolsillos de los propios piratas. Todo indica que se trata de crimen organizado, con tentáculos en numerosos países.

Entre otros hay vínculos claros con el movimiento islamista Al-Shabaab, que controla gran parte de Somalia. Esto a pesar del hecho de que la piratería no es moralmente aceptada entre los legítimos musulmanes.

– Si los extremistas necesitan dinero utilizarán los ingresos que puedan recibir, dice Alan Cole.

– No es necesariamente que los piratas estén trabajando directamente con al-Shabaab para recaudar dinero. Pero creemos que dinero es transferido de alguna manera entre ellos, y de hecho al Shabaab ha salido en público con ello y confirmado. Y es imposible llevar a cabo una actividad criminal tan grande en esas áreas sin tener la aprobación de al-Shabaab.

Es en tierra firme, no en el mar, donde el problema básico reside.

Después de 20 años de guerra, el Estado somalí se ha desintegrado, lo que ha hecho que los somalíes tengan dificultades para sentir confianza fuera de su clan y familia.

– Si no hay cambio en el fondo los secuestros continuarán. Todavía sigue siendo rentable para los piratas, al mismo tiempo que el comercio internacional hasta ahora se beneficia de seguir el camino por el Golfo de Adén, en lugar de dar la vuelta al continente, dice Karl Sörenson.

Alan Cole está de acuerdo:

– El problema es la falta de un sistema judicial que funcione en tierra firme. Todos los lugares en el mundo sin sistema judicial adecuado y que tengan una ruta marítima activa cerca de la costa que es vulnerable, pueden ser afectados por piratas.

Lo último tuvimos una prueba a principios de agosto cuando el buque sueco Gotland Sofia fue atacado por piratas a las afueras del puerto de Cotonou en Benín.

Hombres jóvenes son inspirados por Somalia, lo ven como un modelo de negocio atractivo. Una manera de ganar mucho dinero, dice Cole. [dn.se]

PIRATS---

DATOS: ATAQUES PIRATAS EN EL MUNDO

El número de ataques piratas en todo el mundo ha aumentado de manera constante cada año.

Mundo

  • 2011 (hasta el 10 de agosto): 304 buques atacados, buques secuestrados 31.
  • 2010: 440 ataques, secuestros 51.
  • 2009: 406 ataques, secuestros 49.
  • 2008: 293 ataques, secuestros 49.

Somalia

  • 2011 (hasta el 10 de agosto): 304 ataques, secuestros 31 secuestrados 362.
  • 2010: 218 ataques, secuestros 47, secuestrados 1.001.
  • 2009: 217 ataques, secuestros 47, secuestrados 867.
  • 2008: 111 ataques, secuestros 42 (no hay datos del número de secuestrados).
  • Fuente: Organización Marítima Internacional (IMB).

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*