Enfermedad actual: Incontinencia ‘despilfarr-aria’

acrópolis1-¿Te preguntas por qué los recién nacidos lloran?

Hace un millardo de años se escribió el Evangelio de Juan sobre Jesús. Hace un millardo de horas comenzó el ser humano a hablar. Hace un millardo de días comenzaron nuestros antepasados ​ a caminar erguidos. Un millardo de coronas entonces?  Tan grande es la cantidad de dinero que la deuda de Estados Unidos aumenta – cada hora.

Se puede culpar a las reducciones de impuestos de Bush, pero eso no explica ni la cuarta parte del déficit de EE.UU. en la última década. A ello vienen incrementos de gastos en atención sanitaria, agricultura, paquetes de estímulo y guerra. Los estadounidenses acaban de ser infectadas por la enfermedad contemporánea: Incontinencia ‘despilfarr-aria’.

Muchos han recibido una convulsión. Cuando Italia y Grecia obtuvieron el euro y pudieron pedir prestado tan barato como los ricos alemanes empezaron a vivir también como alemanes – a pesar de que todavía producían como italianos y griegos. Fue en esta situación cuando pareció razonable el jubilarse a los 55 años de edad y ofrecer a los conductores de locomotoras el equivalente a SEK 50 000 en bonos al año si se lavan las manos. (?)

Los países de la zona euro se comprometieron a nunca tener una deuda nacional superior al 60 por ciento del PIB. Hoy en día, Finlandia y Eslovaquia son los únicos miembros grandes que han podido hacerlo. La deuda de Francia es de 90, la de Italia 120 y la de Grecia pronto 160. ¿Te preguntas por qué los recién nacidos lloran? Nacen con una deuda del equivalente a 200.000 coronas suecas.

Y esto es aún en los buenos viejos tiempos. Cada vez menos trabajadores jóvenes deberán sustentar en el futuro pensiones y asistencia sanitaria para cada vez mayor número de personas mayores. Si el sistemas no se cambia, las deudas récord actuales se quintuplicarán.

El periodismo de economía se limita a menudo a hablar de si la bolsa subió o bajó. Da la impresión de que el mercado de valores no tiene nada que ver con hechos reales. Claro que el mercado de valores está impulsado por el humor, pero ahora ha recibido el gran temblor, porque estas deudas pueden reducir la economía en general.

El mercado financiero ha obtenido su poder porque nuestros políticos quieren pedir dinero prestado para cubrir los gastos todos los días. El que está en deuda no es libre. Si surge duda de que un Estado pueda o no pagar, por supuesto se quieren recibir mayores tasas de interés para compensar el riesgo. Entonces crece la deuda aún más y también lo hace el riesgo de no ser capaz de pagar de vuelta. Si por último las cuentas no salen se convertirá en un baño de sangre en los bancos de Europa, que han prestado el dinero. Todavía hay muchos que pueden mantener la cabeza fría en estos momentos. Ellos probablemente no han entendido la gravedad del momento. [metro.se]

El columnista de Metro que ha escrito este artículo lo ha titulado “TIDENS SJUKA: SPENDERBYXINKONTINENS”.

La última palabra creo que ni Cristo ha oído antes en Suecia, pero supongo que querrá decir algo así como “incontinencia de pantalones que derrochan dinero” .

O sea:

  • SPENDER de ‘spendera’, que significa gastar, derrochar, despilfarrar dinero.
  • BYX de ‘byxor’ que significa pantalones, que imagino querrá hacer referencia a que el dinero se lleva en los pantalones.
  • INKONTINENS que significa incontinencia.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*