Asesino de Anna Lindh abre la boca después de 8 años

Entrevista en exclusiva con el asesino de Anna Lindh en el tabloide Expressen

Odiaba a todos los políticos

m mMijailo Mijailović cuenta por primera vez acerca de por qué en realidad atacó y mató a Anna Lindh. Fue impulsado por un odio a los políticos y personas influyentes en el poder: “Sentí que los políticos eran la raíz de todo el mal”.

Mijailovic habla: Es hora de que la verdad salga a la luz 

Él ha permanecido en silencio durante casi ocho años. Ahora elige el asesino de Anna Lindh, Mijailo Mijailovic, a por primera vez contar sobre el 10 de septiembre de 2003.

En una entrevista exclusiva en el Expressen de hoy da él nuevos detalles sobre cómo fue el asesinato de la ministra de relaciones exteriores de Suecia.

El hoy 32 añero Mijailovic admite que buscó piso tras piso en la tienda de NK en la caza de Anna Lindh.

Es hora de que se descubra la verdad, dice Mijailo Mijailovic.

El fiscal: Los datos son creíbles

“No es divertido verse a sí mismo cada mañana en el espejo y saber que eres la persona más odiada de Suecia”.

El miércoles 10 de septiembre de 2003 acuchilló Mijailo Mijailovic mortalmente a la ministra sueca de exteriores Anna Lindh.

El brutal asesinato con arma blanca cambió en cuestión de segundos la historia política sueca. Los socialdemócratas se vieron privados de la joven brillante estrella que públicamente era señalada como la nueva líder del partido y pensable  primer ministro. Dos niños perdieron a su madre.

Se han escrito miles de artículos y varios libros sobre él, pero Mijailo Mijailovic ha optado durante todos estos años por permanecer en silencio. Hasta ahora.

En una entrevista exclusiva en el Expressen de hoy da por primera vez su propia historia – con datos completamente nuevos – acerca de lo que realmente sucedió aquel 10 de septiembre, hace casi ocho años, cuando mató a la ministra de relaciones exteriores de Suecia.

En dos exclusivos textos web cuenta Mijailo Mijailovic ahora sobre:

  • Cómo el asesinato de Anna Lindh realmente ocurrió.
  • El desconocido motivo: Su odio a todos los políticos.
  • Cómo él intentó y casi logró ‘engañar para sí mismo’ a obtener cuidado sanitario en vez de cárcel.
  • Por qué él ahora ha decidido contarlo todo en Expressen.
  • Cómo vivió en el camino hasta su arresto.
  • Cómo se ve la vida detrás de los muros de la prisión.
  • Que nunca solicitará el indulto o perdón.
  • Cómo se ve a sí mismo.

anna-lindh-en-minnesbokMijailo Mijailovic vio a Anna Lindh y su amiga fuera de la tienda de NK, él estaba saliendo y ellas entrando. Allí y entonces se decidió a atacarla. Él dice que se quedó fuera ‘cargando las baterías’. (mentales)

– Luego me fui tras ellas a la tienda NK. Y comencé a buscarlas, dice Mijailo Mijailovic.

En dos ocasiones distintas – con 14 minutos de intervalo – fue capturado Mijailo Mijailovic por una cámara de vigilancia en la sección de deportes de NK. Fue entonces cuando buscaba sistemáticamente a través de la tienda.

– Fui de piso en piso y busqué. Tomé la escalera mecánica a lo más arriba del todo y vi que no estaban allí, luego fui más abajo. Fui allí: ¿Dónde están, dónde están?

– Luego las vi en la boutique Filippa K, dice él.

– Sólamente fui adelante, saqué el cuchillo y así sucedió allí adentro. Sucedió tan rápido. Recuerdo que era un estado de ánimo traumático, mucha gente, y alguien gritó atraparlo. Recuerdo que hubo muchos gritos.

¿Por qué acabaste, cuando habías empezado? 

– No, no lo sé. Fue así. Así que me di la vuelta y al salir tiré el cuchillo en la escalera mecánica. De forma que la gente no viera que yo tenía un cuchillo en la mano. Nunca pensé que conseguiría salir de allí, sino que la gente trataría de mantenerme agarrado hasta que llegara la policía. Habían intentado detenerme luchando, agarrándome.

¿Habrías herido a alguna otra persona si habrían tratado de mantenerte agarrado?

NK_Stocholm

– No, había varios miles de personas allí, y yo tenía odio a los políticos, no a algún otro.

Él todavía se muestra reacio a hablar sobre el ataque mismo.

– Es como, se siente incómodo el hablar abiertamente sobre el tema. Uno ha … Soy consciente de que he causado mucho dolor.

¿Pensaste que ibas a matar a Anna Lindh?

– No, yo no pensé así, no tuve ningunos pensamientos así: Tú vas a morir. Fue ataque. Yo pensé: ‘Yo corto’ (doy un cuchillazo, la rajo) y no tanto en el resultado final.

LindhNK¿Corriste, o fuiste caminando despacio?

– Cuando la estaba buscando fui lento, luego cuando iba a salir por la puerta lateral, la misma por la que entré, empecé a aligerar. Yo estuve dentro en Salénhuset, iba a ir a algún peluquero. Luego tiré la funda del cuchillo en una papelera.

¿Tenías el cuchillo en una funda?

– Sí, tiré el cuchillo en la escalera mecánica, luego tuve la funda en el bolsillo. La tiré a una papelera, no la misma a la que tiré la gorra, una otra papelera.

– Bebí un agua mineral en un pequeño café cerca del Dramaten, tenía tanta sed. Luego empecé a correr de nuevo. Tomé un taxi en el Dramaten. Vi coches de policía, así que fue un poco extraño que no me cogieran dentro en la ciudad. No tenían ninguna descripción entonces tal vez, fue tan rápido.

¿Comprendiste lo que habías hecho?

– Sí, lo comprendí de inmediato, pero yo estaba todavía ‘alucinado’. Pasé a estar sano en el bosque en Södertälje, cuando tiré las ropas. Estuve sentado allí en el bosque y pensé: Este es mi último tiempo en libertad. Serán 99 años de prisión.

El desconocido motivo: El odio contra todos los políticos:

Durante los interrogatorios policiales y durante los juicios del Tribunal de Distrito de Estocolmo, Tribunal de Apelaciones y Tribunal Supremo de Justicia, sostuvo Mijailo Mijailovic todo el tiempo que el asesinato de Anna Lindh ocurrió en una arrebato momentáneo.

Afirmó que por casualidad vio a la ministra de asuntos exteriores en la boutique de Filippa K dentro de la tienda de NK donde ella hacía compras con su amiga y que voces en su cabeza le dijeron que atacara.

Ni los investigadores de la policía ni los tribunales creyeron en él, pero nadie logró tampoco establecer algún motivo.

En el Tribunal Supremo de Justicia pidieron los dos hijos y el marido Bo Holmberg de Anna Lindh, a través de su abogada Kerstin Wennersten, a Mijailovic que contara.

Pero Mijailo Mijailovic permaneció en silencio.

¿Por qué atacaste a Anna Lindh?

– Porque sentía odio hacia los políticos, tanto suecos como serbios. Culpaba de todos mis propios fracasos a  los políticos, dice Mijailo Mijailovic.

A la pregunta de si él tenía la intención de atacar a alguien ese día, dice:

– No, pero luego vi a ella. Si hubiera pensado así, entonces habría sido capaz de coger a cualquiera, antes o después. No fue ninguna coincidencia que resultara ella. La gente hace preguntas tan tontas: ¿La conocías o sabías quién era ella? ¿Cómo se puede creer que alguien no supiese quién era ella?  

Se ha especulado de un motivo político, que Mijailo Mijailovic quería vengarse porque Anna Lindh se había comprometido públicamente a favor de los bombardeos de la OTAN de Serbia.

Pero según Mijailovic ni siquiera sabía que la ministra de relaciones exteriores se hubiese pronunciado sobre los bombardeos.

– No tiene nada que ver con eso.

Dice que otro políticos de alto nivel con la misma facilidad podrían haberse convertido en su víctima:

– La cosa es que yo también miré a Lars Leijonborg, en una reunión en una plaza. Pero entonces yo no tenía cuchillo conmigo. Si hubiera tenido podría quizás haberlo atacado.

Casi exactamente un día después se encontró por casualidad con la ministra de relaciones exteriores. Entonces estaba el cuchillo que había traído de casa en el bolsillo, dice Mijailovic.

– Me sorprendió que no hubiese guardaespaldas. Creo que es extraño aún hoy que no hubiese guardaespaldas.

Cuando estabas allí ‘cargando pilas’, como tú dices, ¿qué pensabas entonces?

MijailovicPensé: Ahora pude ver a un político. Van a, así como, van a ver ahora. Yo vivía de prestaciones de desempleo, subsidio de enfermedad, tenía bajos ingresos y ninguna formación (estudios). Ningún futuro. Yo era un hombre sin trabajo, sin coche, sin amigos, sin oportunidad.

– Son gente como yo que se reclutan como  terroristas, entiendes.

Mijailovic dice que tomó tres miligramos de Flunitrazepam, un sedante y somnífero obtenido por receta médica, el mismo ingrediente activo que es utilizado en el Rohypnol – antes de ir a la ciudad el 10 de septiembre. Que se encontraba en su propio mundo.

– Eso hizo más fácil el cruzar el umbral. En casos normales uno podría pensar en las consecuencias, pero con Flunitrazepam se quita el bloqueo. Entonces se va un paso más adelante. 

Pero no fue culpa de las drogas, dice.

– Sentía que los políticos eran la raíz de todo el mal. Que iban a decidir sobre la propia vida de uno, y que (la gente) bailaría a su son.

Mijailo Mijailovic sigue:

– En retrospectiva, me doy cuenta de que fue débil culpar los propios fracasos de uno a los políticos. No es la culpa los políticos que las cosas hayan ido mal para uno, que uno no se haya encontrado a sí mismo en la vida.

Cómo él intentó y casi logró engañarse a sí mismo el cuidado sanitario en vez de cárcel:

Después de que la policía espionara a Mijailovic durante unos días, y durante ese tiempo relacionado su ADN con el de la gorra encontrada en una papelera a lo largo de la ruta de escape, asaltaron.

– Soy Tom Cruise. dijo en la primera audiencia, y exigió también a Tom Cruise como su defensor.

Su comportamiento causó un gran desacuerdo entre los médicos examinadores en cuanto a si su salud era lo suficientemente sana como para ser condenado a prisión, o si sufría de un trastorno.

El Tribunal de Distrito escribió en su sentencia: El Tribunal de Distrito declara que en general Mijailo Mijailovic carece de credibilidad y que su información acerca de que una voz interior le ordenó no es digna de respeto y lo condenó a prisión.

El Tribunal de Apelaciones modificó la sentencia a atención psiquiátrica después que el profesor Anders Forsman hizo la evaluación de que Mijailovic sufría de síndrome psicótico.

El Tribunal Supremo fue la última instancia. Entonces afirmó el ‘médico superior’ Göran Fransson de la clínica psiquiátrica forense en Sundsvall, donde Mijailovic había permanecido ingresado antes del último juicio, que Mijailovic actuó deliberadamente para obtener la atención de salud mental. El Tribunal Supremo fue en la línea del tribunal y condenó a Mijailo Mijailovic a cadena perpetua.

Algo que él ahora dice que era cierto, que estuvo bien.

– Yo me enrollé para obtener atención psiquiátrica. Todo estaba inventado. No oí voces. Era sólo cuento chino.

– No sé que tribunales y médicos hay que tú en Suecia en 2004 puedes decir ‘Yo oí voces’ cuando cometí el delito y se lo creen. Un médico que cree en elfos y magos, que deberá enseñar a estudiantes, pero él mismo no sabe lo que es correcto e incorrecto.

¿En tu primera audiencia dijiste que eras Tom Cruise? 

– Cuanto más te enrollas, más te escuchan los médicos. Pero hay médicos que son difíciles de engañar, luego hay los que son fáciles de engañar. Yo engañé a fondo a Anders Forsman y si se puede engañar a un docentede en psiquiatría, entonces cualquier cosa puede suceder. Se inventan voces en el momento del delito y lo compra y hace un diagnóstico sobre la base de los síntomas inventados. Algunos psiquiatras son tan entusiastas y amables que lo compran todo.

– Si tienes un paciente que sabe a qué botones él irá a apretar no es tan difícil engañar a un médico. Ellos hacen evaluaciones del todo arbitrarias y subjetivas.

¿Por qué querías obtener atención psiquiátrica?

– Pensé que podría pedir hamburguesas, pizzas, desde el exterior, tienen un mejor estándar. Hay mejor estándar en el hospital psiquiátrico forense que en la cárcel.

¿Qué crees que es el mayor malentendido sobre tí?

– Que soy enfermo, gravemente enfermo mental. La gente se crea una imagen a través de los medios de comunicación y no siempre es cierto.

– Sentirse mal no es lo mismo que estar enfermo.

mijailo mijailovic cárcel de kumla

Por qué ha elegido ahora contar todo a la policía y en Expressen:  

La primavera pasada pidió Mijailo Mijailovic poder reunirse con dos agentes de la policía criminal que trabajaban en la investigación del asesinato de Anna Lindh.

Poco tiempo después lo visitaron.

– Yo no había contado toda la verdad a ellos.

¿Has contado toda la verdad a ellos ahora?

Ahora, sí. Yo soy un hombre sin nada que perder, dice Mijailo Mijailovic.

Mijailovic dice que los policías que lo escucharon dijeron que informarían a la familia de Anna Lindh sobre lo que él ahora había contado.

Él mismo no tiene nada que quiera decirles a ellos.

– No, no. Se siente de mal gusto decir algo. Hay dos chavales que han quedado huérfanos a una edad muy joven. No se puede cometer un asesinato y luego decir lo siento. Uno no puede ser perdonado por cualquier cosa.

Mijailovic repite varias veces que él no ha elegido desahogarse para justificar lo que hizo el 10 de septiembre de 2003.

– Quiero dar una explicación.

– No se puede ser perdonado por todo. Iré a parar al infierno, cuando llegue el momento. Todos no van a parar al paraíso, tú sabes, dice.

Cómo vivió los días antes de la detención:

¿Qué hiciste?

– ¿Qué iba a hacer? Estuve en casa, comí pizza, vi la televisión y películas. Pensé que iban a venir más temprano. Podrían haberme cogido antes, pero querían reunir más pruebas. Habían alquilado un local enfrente para espionarme. Yo los vi.

¿Podías dormir?

– Sí, yo dormí. Estaba en casa y esperé. Pensé que eran mi últimas semanas en libertad, porque sabía que iba a obtener cien años de prisión.

¿Seguías el reportamiento?

– Sí, yo veía la televisión. Vi que era un gran trauma.

Cuando la policía arrestó al 35 añero, ¿Qué pensaste?

– No entendí por qué lo detuvieron, ni se parecía a mí. No corporalmente. Fue extraño, opiné yo.

¿Creías que no vendrían a por tí entonces?

– No, no, yo sabía que no iban a encontrar su ADN y que él sería puesto en libertad. No irían a encontrar huellas dactilares, no ADN, no nada.

– Yo estaba esperando el momento en que la policía rompietra la puerta. [expressen.se]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*