Precio de alimentos en camino ascendente

La subida del precio de los alimentos, semilla de las revueltas

RisingFoodPricesAunque en los países occidentales una leve subida del trigo apenas repercute en el consumidor medio, en los países del Sur la cosa es bien distinta. El alza del precio de lo alimentos afecta más gravemente a los estados más pobres, donde una mínima subida del pan o del arroz puede llevar al hambre a muchas familias que dedican la mayoría de sus recursos a alimentarse. Una situación que favorece el hambre y el descontento general, y que se traduce en las revueltas sociales de las últimas semanas.

El indicador que elabora la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que mide los cambios mensuales de los precios de una amplia canasta de alimentos, ha registrado en enero un máximo histórico, superando incluso los niveles de julio de 2008, que en su día provocaron levantamientos y crisis alimentarias en varios países.

La subida es de más de un 25% respecto a los niveles de hace un año, lo que ha sido un factor determinante en las revueltas en Oriente Próximo, que en Túnez ha provocado la caída del régimen de Ben Ali y en Egipto ha desestabilizado el gobierno de Mubarak. […]

Las materias primas también suben

La subida del precio de las materias primas tiene su explicación en el fuerte crecimiento de las economías emergentes, que retroalimentan el consumo y hacen subir los precios, pero también en un “importante componente especulativo”, asegura García Díaz.

El aprovisionamiento de ‘stock’ de materias primas en países como India o China para asegurarse la producción en el futuro, avivado por la debilidad del dólar, también ha contribuido a hacer subir los precios hasta cotas históricas.

García Díaz habla de una situación en la que “se están sustituyendo los productos tradicionales por otros más rentables”, lo que da lugar a situaciones como la de Argentina, donde paradójicamente se dan problemas de desabastecimiento de carne. Allí se han sustituido enormes extensiones de pastos por tierras para el cultivo de cereales, como la avena o el trigo, cuyos precios han escalado en los últimos meses.

Otras materias primas como el algodón, el azúcar o la soja también han visto crecer su valor exponencialmente, llegando hasta el 300% en el caso del algodón. Eduardo Faus, analista técnico de Renta 4, cree que al despejarse las dudas sobre la recuperación económica se han disparado los precios de las materias primas, y se muestra favorable a una mayor regulación del sector “para evitar burbujas especulativas en el futuro”.

La regulación, en el aire

Varios dirigentes y altos funcionarios se han posicionado en las últimas semanas a favor de la regulación del mercado de las materias primas. Nicolas Sarkozy lo advirtió recientemente en Davos: “Si no hacemos nada para regular la volatilidad de las materias primas corremos el riesgo de que se produzcan altercados en los países pobres y de dañar el crecimiento económico global”. [htgisxxi.org/noticias]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*