“Nueva crisis financiera amenaza en 2015”

Los problemas que llevaron a la crisis financiera todavía está ahí y arriesgan a conducir a otro desastre en el mercado financiero el 2015. El terrorífico escenario se describe en un nuevo informe. Los mayores culpables son los bancos, cuya desesperada búsqueda de beneficios cada vez más altos llevan a riesgos fuera de control.

BARRIE WIKILSON ACONSEJA Las autoridades deben prepararse para crisis, centrarse en el análisis de escenarios y pruebas de estrés. No forzar una inaccesible “invisible” toma de riesgos con normas severas. Seguir al dinero. Cortar la ayuda estatal al sector financiero.

Los actores del mercado financiero deben a su vez permitir la capacidad de aguantar riesgos a formar la estrategia. Planear con la ayuda de diferentes escenarios y tomar la iniciativa antes en lugar de seguir después. La base debe seguir al dinero y tener paciencia. Además, los operadores deben aceptar que el mundo ha cambiado.

 

crisis2El informe “The Financial Crisis of 2015: An Avoidable History”  no es una lectura alegre. Aquí describe Barrie Wilkinson, socio de la firma consultora Oliver Wyman, un grave escenario.

“John Banks se despierta por una llamada telefónica el 26 de abril 2015. La conversación era del asesor jurídico en el banco Garland Brothers, donde John trabaja. El venerable banco británico había trasladado su sede a Singapur a finales de 2011 para evitar los requisitos reglamentarios en el Reino Unido. Los tres últimos años habían sido los más emocionantes de la vida de John. Él había dirigido la agresiva expansión del banco en los mercados emergentes y ahora formaba parte del equipo directivo del banco. El abogado del banco tenía noticias dramáticas. Garland Brothers se declararía en bancarrota al día siguiente.”

Así comienza el informe, en el que Barrie Wilkinson luego pasa a través de lo que ocurre los años 2011-2015 en el mercado financiero. Él describe la falta de voluntad de los bancos a aceptar menor rentabilidad que es impulsada por requerimientos de cobertura de capital más elevados. En su búsqueda de mayores ganancias, los bancos se lanzan hacia materias primas y mercados emergentes, lo que crea una nueva burbuja.

Los intentos con nuevas “duras” reglas del mercado financiero pueden tener efectos contraproducentes y llevar a los bancos a la toma de riesgos a fondos no regulados, que también constituyen un peligro para el sistema.

– Los problemas que causaron la anterior crisis financiera – una política monetaria relajada y desequilibrios en el sistema de comercio – en realidad son mayores ahora que entonces, dice Barrie Wilkinson en una entrevista con Bloomberg News en relación con la Cumbre Económica de Davos.

La cumbre llevó a Barrie Wilkinson a monitorear a distancia ya que no tenía acceso a la mayoría de los seminarios y debates, según Bloomberg News. Sus advertencias riman mal con la imagen optimista que los políticos y la élite financiera describió en Davos la semana pasada.

En su informe desafía Barrie Wilkinson a jefes de bancos y accionistas a aceptar que los niveles de beneficios históricos no son sostenibles y que necesitan mejorar en gestionar los riesgos, especialmente en las zonas donde las ganancias inusualmente altas se generan.

La única prueba de que los bancos asumen los problemas es que los dividendos deben ser reducidos en gran medida sobre todo el sector, dice Barrie Wilkinson.

– … Si él (rendimiento) no lo hace, me pondré muy sospechoso de que existen riesgos ocultos en el sistema, dice él a Bloomberg News.

Después de la crisis financiera de 2008 desembolsaron los gobiernos y bancos centrales una enorme cantidad de dinero de los contribuyentes para rescatar el sistema financiero.

Parte de la preocupación de Barrie Wilkinson está en que se le permita al sistema regresar a sus patrones históricos de maximizar las ganancias al mismo tiempo que gobiernos endeudados no tienen posibilidad de manejar los efectos de una crisis más.

– Si hay una nueva crisis bancaria los gobiernos occidentales no están capacitados para estabilizar el sistema. Ellos han jugado todo su arsenal en la última ronda de inyecciones estatales, dice.

El escenario en el informe de Oliver Wyman no es un pronóstico. El objetivo es fomentar la planificación de escenarios diferentes, en lugar de basar decisiones en un desarrollo de eventos pronosticados con anteojeras cerradas.

– La crisis hipotecaria de 2007 no es la última crisis en el sector financiero. Incluso durante los relativamente pacíficos últimos 25 años hemos sufrido crisis inmobiliarias durante principios de los 90, la crisis monetaria en Asia, la crisis de Rusia y una serie de otras pequeñas crisis financieras en mercados emergentes seleccionados. Podemos esperar una nueva crisis en un futuro próximo, dice el informe. [e24.se/business]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*