Tailandesas buscan nueva vida en Suecia

PATTAYAMás y más tailandesas buscan nueva vida en Suecia

Miles de suecos se van a las playas de Tailandia durante el invierno. Al mismo tiempo muestra la investigación de SVD un creciente número de tailandesas que se sientan en el avión en la otra dirección – con sueños de una vida mejor en Suecia. Pero muchas se convierten en víctimas de la llamada ‘importación de mujeres’. En los refugios para mujeres se las llama incluso las “esclavas de nuestro tiempo”.

Tailandia es el sueño de la vida sencilla para muchos suecos hartos del invierno. Del mismo modo describen los refugios de mujeres la ‘importación de esposas’ como la esperanza de una vida simple para un cierto número de hombres suecos. Una mujer que no impone tantos requisitos, que acepta una división de género tradicional y cuida de la casa.

Al mismo tiempo la vida en Suecia puede parecer como un nuevo comienzo en la vida de las tailandesas pobres. Pero para muchas acaba la cosa en una pesadilla. El año pasado obtuvieron 1875 mujeres tailandesas permiso de residencia temporal por haber iniciado una relación con un hombre sueco, muestran cifras que SVD ha conseguido sacar de los archivos. Es tres veces más que en 2002, cuando llegaron 615 mujeres. Las estadísticas muestran que el año ‘top’ fue el 2008, pero el mayor aumento ocurrió el año 2003, el año antes del tsunami.

Miles de tailandesas vienen también con una visa que dura tres meses. Svenska Dagbladet ha hablado con unos 20 refugios de mujeres en el país. Muchos de ellos dan testimonio de un problema creciente con lo que ellos llaman ‘importación de esposas’. Carina Díaz en el refugio de mujeres en Luleå cree que la frontera con el ‘trádfico de personas’ es muy sutil.

-Hay mujeres ‘importadas’ que son esclavas modernas. Son doblemente vulnerables, no tienen idea de a dónde acudir, no tienen control sobre la economía puesto que el marido a menudo se ha ocupado de todo y dado a la mujer una paga mínima. Apenas saben qué dirección tienen, dice ella.

Los refugios de mujeres son contactados por desesperadas mujeres rusas, bálticas y nigerianas que han sido abandonadas por sus maridos y no tienen redes sociales a donde recurrir, ni siquiera conocen el idioma. Pero las tailandesas son claramente mayoría. Polacas y rusas ha disminuído en número durante los últimos cinco años, según el Servicio de Inmigración y albergues para mujeres.

Hay refugios de mujeres  donde hasta una de cada cinco personas que busca ayuda es de Tailandia. Eva Eriksson, gobernadora de Värmland, envió hace poco una carta a la ministra de igualdad e integración, Nyamko Sabuni, referente a la ‘importación de esposas’. Los servicios sociales y el condado habían habían tomado nota sobre el problema.
-Descubrimos lo extendido que estaba aquí. Es lo más degradante que se puede imaginar, el explotar a mujeres de esta manera. Es comercio con personas. Queremos una asignación más clara de Nyamko Sabuni de que no podemos aceptar esto, dice Eva Eriksson.

thai_airways

Por supuesto que hay muchas historias de amor felices en la estela de las buenas relaciones de Suecia con Tailandia. La población de Tailandia en Suecia está en aumento, el año pasado obtuvieron 1200 personas tailandesas la ciudadanía sueca.

Pero los refugios en la encuesta de Svenska Dagbladet cuentan sobre hombres que han puesto como sistema para dejar a la esposa tailandesa, cuando se cansan. A menudo antes de que transcurran dos años, cuando ellas pueden obtener el permiso de residencia permanente. En algunos casos las mujeres se quedan hasta en una relación violenta por temor a ser expulsadas del país.

Según la policía con la que SvD habló, algunas de estas mujeres van a parar en una situación tan desesperada que se ven obligadas a prostituirse.

Los refugios de mujeres diseñan una imágen clara. Se trata de hombres suecos que primero muestran una fachada de generosidad y amor. O bien se encuentran a través de amigos, en las zonas turísticas de Tailandia o en los innumerables sitios de citas que median contactos con mujeres tailandesas. Algunas de las mujeres también tienen experiencia en la industria del sexo.

La embajada de Tailandia en Estocolmo incluso ha establecido un servicio especial para el problema. Thanawat Vesanto habla de un aumentado número de llamadas de mujeres desesperadas. Él ha puesto en marcha una red nacional para las mujeres que no saben a quién recurrir. El año pasado realizó él una gira por Suecia y se reunió con los servicios sociales y asociaciones locales tailandesas.
-Muchas han sido puestas en la calle o tienen otros problemas. El hombre a menudo ha cambiado de cuando se reunieron en Tailandia donde él era amable y pagaba por la familia. Temo desgraciadamente que esto aumentará, dice él.

Los hombres quieren quizás tener una tailandesa porque ella es buena en el cuidado de la casa es hermosa y amable. Ellos quieren una vieja jerarquía, no tener la igualdad de género como en Suecia.

ROKS

La organización nacional de los refugios de mujeres, Roks, reveló el año pasado la importación de esposas. Mostró que sus miembros habían estado en contacto con 515 mujeres que habían estado expuestas a la llamada ‘importación de esposas’. Por encima de todas, estaban las tailandesas. Hay ejemplos donde hombres suecos han traído a Suecia desde cinco hasta más de 10 mujeres del sureste de Asia.

Así es la imágen de los diferentes campos de juego para la importación de esposas: Por un lado Suecia donde el salario medio ronda las 24.700 coronas, Por otro lado Tailandia donde muchas de las mujeres ganan 500-800 coronas al mes. Al mismo tiempo que ellas mantienen a la familia en el campo.
-No tienen ningún sitio a donde ser enviadas de vuelta y lo han invertido todo, dice Angela Beausang, presidenta de Roks.

Pocas de las que han buscado ayuda ha tenido oportunidad de aprender sueco correctamente.
-No tienen conocimiento de la sociedad sueca, no tienen una red social y no pueden hacerse entender. El hombre ha podido engañarlas con cualquier tipo de mentirlas para salirse con la suya, dice Mikaela Andersson, en el refugio de mujeres de Borås.

Según los refugios de mujeres, los hombres piensan que las mujeres deben estar agradecidas. Ellos las han sacado de la pobreza y les han dado Suecia. [www.svd.se/Allt fler thailändskor söker nytt liv i Sverige]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*