¿Por qué no te casas?

Aumenta la convivencia en pareja mientras caen los matrimonios en España

    • Más de la mitad de las menores de 30 años han formado una unión de hecho
    • “Hay gente que cree que la boda está pasada de moda”, dice una experta
    • El deseo de libertad y la autonomía femenina impulsan las parejas ‘de facto’
    • A falta de ley estatal, cada autonomía han legislado de forma distinta
    • El matrimonio está asociado a la seguridad y la estabilidad

nuevo símbolo internacional del matrimonioAlgunas parejas de hecho escuchan la pregunta con frecuencia: “¿Por qué no te casas?”. La respuesta suele ser un “porque no quiero”. Una falta de voluntad que puede albergar la alergia al papeleo, la sensación de que aún no ha llegado el momento o el derecho a decidir la vida propia al margen de las instituciones. Y eso pese a los inconvenientes: las uniones de hecho, registradas o no, tienen ciertos derechos menguados, mayores dificultades para hacerlos valer y, en ciertos casos, notable inseguridad jurídica. En cambio, el matrimonio, la pauta tradicional y desde 2005 abierta a las personas del mismo sexo, reporta beneficios automáticos. Pero no todo es cuestión de derechos. También están las libertades.

“Cuando se preguntan los motivos para casarse, la respuesta siempre es la misma: ‘porque nos queremos”, señala Gerardo Meil, catedrático de Sociología de la Universidad Autónoma de Madrid. Pero el amor también justifica convivir sin pisar el juzgado o el altar. Y ese es un paso cada vez más frecuente, aunque podrá medirse tras el censo de este otoño. En el anterior, de 2001, las parejas de hecho eran más de medio millón, frente a casi nueve millones de matrimonios. Los expertos prevén ahora un guarismo muy superior. Sobran motivos: más de la mitad de las mujeres de menos de 30 años que conviven o lo han hecho formaron su primera unión sin casarse, uno de cada cinco jóvenes (21,6%) se inclina por la convivencia sin boda y uno de cada tres bebés nace fuera del matrimonio.

¿Por qué no casarse? “Es la pregunta del millón. A falta de estudios, la respuesta solo puede ser tentativa”, responde la socióloga Marta Domínguez Folgeras. “Hay gente que cree que el matrimonio está pasado de moda, o que ya no tiene tantas ventajas gracias a las leyes que van igualando los derechos de convivientes y casados, o que es más fácil deshacer una pareja si no hay boda”, enumera esta profesora de la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona). “Un sustrato ideológico de libertad y la mayor autonomía femenina también están detrás del fenómeno”, añade. […] [CHARO NOGUEIRA/ elpais.com]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*