Concesionarios de Saab en EE.UU. planean liquidación

funeralUno de los principales concesionarios de Saab en EE.UU. no ha vendido ni un solo coche desde el 1 de junio. Otro tiene problemas con deshacerse de los tres restantes que se encuentran en la sala de exposición de coches. Automotive News ha hablado con varios concesionarios estadounidenses  que ahora quieren eliminar la marca.

Varios distribuidores de Saab en Suecia han rescindido su contrato con Saab. Ellos ya no pueden vender los coches. Ahora la tendencia ha comenzado a contagiarse en el extranjero. Varios minoristas de EE.UU. buscan ahora mismo argumentos para continuar vendiendo modelos de coches Saab, dice Automotive News.

Me gustaría vender mi franquicia Saab, pero casi no tiene valor en este momento, dice el concesionario a Automotive News en una entrevista anónima.

Ahora ha iniciado él negociaciones con otros fabricantes de automóviles para eliminar la marca Saab y sustituirla con otra.

Otro vendedor de coches en Springfield tiene dificultades para deshacerse de los tres Saab que ahora están en su sala de exposición. Las partes interesadas son simplemente muy escépticas respecto a lo que se trata de garantías y acceso a piezas de los coches.

Es precisamente suministros, piezas, y la financiación incierta lo que preocupa a los concesionarios estadounidenses de Saab. Las ventas han ido cuesta abajo desde el año 2007 cuando se vendieron 32.711 unidades. Durante los primeros 7 meses de este año era la cifra de ventas de 3.855 unidades.

A.J. Murphy, jefe de Just Saab en Cincinnati, cuenta a Automotive News que sus clientes se componen actualmente de los verdaderos entusiastas de Saab y los que no son conscientes de la situación del fabricante de automóviles.

Garry Small, propietario de Garry Small Saab en Portland, ha vendido 15 nuevos Saab este año, pero ninguno desde junio. En este momento, le quedan 14 ejemplares.

– Las ventas han sido totalmente planas (‘cero patatero’). Se podría decir que tenemos coches para dos años si va a este ritmo, dice él a Automotive News.

De momento son el servicio y las piezas las que mantienen su negocio a flote. Pero también el suministro de piezas de repuesto es desigual. Un taller tuvo que esperar 187 días para recibir un capó del 9-7X. [svd.se]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*