Hipócrita Turquía

blue-mosque El gobierno de Erdogan critica a Suiza cuando en Turquía es casi imposible construir un templo que no sea mezquita. El Ministro de Asuntos Europeos pedía que el dinero se fuera con los minaretes, Erdogan hablaba de “creciente ola de racismo y extrema derecha en Europa” y el Presidente Gul de que “es una vergüenza para los suizos”, pero ellos obviaban lo que pasa en su propio país: las minorías religiosas de Turquía siguen sin poder abrir templos. En 2003, el actual gobierno levantó las reestricciones legales a la libertad religiosa para satisfacer a la UE, pero alevíes, católicos, judíos, protestanes y ortodoxos griegos y armenios encuentran múltiples barreras burocráticas que impiden en la práctica dicha libertad. Desde entonces las leyes han ido mejorando: se ha sustituído el término ‘mezquita’ por ‘lugar de culto’ y es más fácil formar asociaciones, pero abrir nuevos templos o ser reconocido como ‘Iglesia’ es casi imposible; por este motivo la Iglesia Católica sigue sin estar reconocida como persona legal en Turquía. […][http://www.elmundo.es]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*