Paulina Rubio podría ser condenada a un año de prisión

  •  Enfrenta tres acusaciones, entre ellas negarse a acatar una orden legítima
  • Podría participar de programas reeducativos para evitar el juicio

Un juez de Miami aceptó el jueves el pedido de la cantante mexicana Paulina Rubio de ir a juicio por desacato a una orden judicial y alteración del orden público y fijó para mediados de septiembre el inicio del proceso judicial, publicó este jueves el periódico ‘El Sentinel’ de Orlando.

“La fecha del juicio es el 14 de septiembre a las 10 de la mañana”, manifestó el juez Steven Leifman en una audiencia judicial a la que no asistieron ni Rubio ni su abogado, Rey Dorta.

Rubio, quien permanece en libertad, enfrenta tres acusaciones: negarse a acatar una orden legítima, obstrucción de justicia y alteración del orden público.

La pena máxima a la que podría ser condenada por esos cargos sería un año de prisión y el pago de las costas judiciales, dijo en entrevista telefónica con The Associated Press Terry Chavez, portavoz de la fiscalía de Miami.

Aunque la fecha del juicio ya ha sido fijada, es posible que los fiscales y los abogados de Rubio comiencen un período de negociaciones. De llegar a un acuerdo, el juicio no se realizaría, dijo Chavez.

El magistrado Leifman se expidió después que Rubio se declaró inocente y pidió un juicio por jurado en un documento enviado al tribunal el 12 de julio, con la firma de su abogado.

La causa de la audiencia del jueves está relacionada con un incidente de Rubio con su automóvil en una transitada calle de esta ciudad, el 25 de junio

Ese día, el BMW gris de dos puertas de Rubio chocó con otro automóvil en las inmediaciones del barrio cubano de la Pequeña Habana, cerca del centro de la ciudad.

Al llegar la policía, la artista estaba parada al lado de su auto y se negó a caminar hasta otro lugar más seguro para mostrarle al agente su licencia de conducir, el registro del vehículo y la póliza de seguro.

Rubio buscó la documentación requerida, pero en lugar de caminar hacia la acera -como le había indicado el policía- comenzó a hacer numerosos llamados telefónicos desde su celular, y a gritar que no saldría del automóvil, de acuerdo con el informe policial.

Después de algunas advertencias, el policía le informó que estaba detenida y la esposó en sus muñecas

La intérprete de “Causa y efecto” gritaba “¡Socorro, socorro! No hice nada. Miren lo que está haciendo. Abusadores, ustedes son unos mentirosos“, mientras la llevaban al patrullero, indica el reporte de la policía. […] [elmundo.es]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*