Marbella 2011: peor que en los tiempos de Franco

«Esto es una primera batalla pero voy a seguir luchando hasta el final»

guadalmina22

«Esto es una primera batalla pero voy a seguir luchando hasta el final». José Eugenio Arias, propietario del Asador Guadalmina, acababa de anunciar que iba a cerrar el establecimiento porque no podía echarle un pulso a la autoridad judicial pero al mismo tiempo advertía de que la partida no se ha terminado. El empresario donostiarra, que empleó todo tipo de lindezas para arremeter contra el Gobierno central, la Junta y toda administración tutelada por los socialistas, ponía sobre la pista de sus planes. El primero: ir por la vía judicial contra el Gobierno andaluz. «Esto es un atropello por parte de un gobierno dictatorial, marxista y terrorista», se explayó, al tiempo que sentenció que esto «no pasaba ni con Franco y créanme que van a rodar cabezas dentro de la Junta», aseguró a los numerosos medios de comunicados que se apiñaban para seguir en directo el desenlace de la orden de clausura del local. Su otro proyecto es buscar un local similar en la zona para volver a abrir bajo otra sociedad y permitiendo de nuevo que el tabaco se consuma. «Iniciaremos otra vez los expedientes, pero no pienso parar», advirtió. […] [diariosur.es]

El Consistorio elude abrir expediente pese al requerimiento de la Junta

Dos administraciones no pueden sancionar a un establecimiento por un mismo motivo. Éste es el argumento jurídico esgrimido por el Ayuntamiento de Marbella para eludir la apertura de un expediente al Asador Guadalmina por no cumplir la ley antitabaco, tal y como requería la Junta de Andalucía. La alcaldesa, Ángeles Muñoz, explicó ayer que la Administración local ha asumido sus competencias, dando traslado de la denuncia contra el restaurante insumiso al Gobierno autonómico, pero destacó que el Consistorio no ha recibido ninguna recomendación ni cuenta con los medios necesarios para hacer cumplir la normativa aprobada por el Ejecutivo central.

«La Junta de Andalucía es la administración competente y será que la tendrá que iniciar y culminar el expediente sancionador», afirmó la regidora, que señaló que los servicios jurídicos municipales han recomendado al equipo de Gobierno que no actúe de forma paralela a la Consejería de Salud porque «no se puede sancionar por el mismo motivo desde dos administraciones». Según Muñoz, la voluntad del Consistorio es la de prestar «absoluta colaboración» para «favorecer el cumplimiento de la ley antitabaco», aunque «respetando también las iniciativas» de los propietarios de los establecimientos afectados por la normativa a la hora de defender «sus legítimos derechos». […] [diariosur.es]

La policía cierra el asador por incumplir la ley antitabaco

“Me cierra el asador un gobierno marxista y dictatorial”

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*