EE.UU. hará todo lo posible para conseguir Assange extraditado

Tratan a Julian Assange igual que si se tratara de Bin Laden

No desde los ataques terroristas del 11 de septiembre, los EE.UU. han puesto en marcha una búsqueda tal por una persona particular y organización.

A los ojos de los americanos, parece ser tan peligroso como Osama bin Laden.

Con Assange detenido y encarcelado, los EE.UU. harán todo lo posible para conseguir su extradición.

EE.UU. ha sido atrapado con los pantalones abajo y no le gusta. Después de las últimas revelaciones de Wikileaks han hecho todo lo posible para detener la publicación de la organización de documentos secretos. El estado de ánimo en los EE.UU. es extremadamente excitado y un número de personas normalmente sensatas han pedido tanto ejecución como cadena perpetua para Assange. Antes de que él incluso haya sido acusado de ningún delito.

Assange y Wikileaks son atacados en todos los frentes.

EE.UU. ha obligado a los operadores de internet a quitar el Wikileaks de sus servidores. EE.UU. hace todo lo posible para persuadir a otros países de congelar y estrangular las cuentas y fuentes de financiación de Julian Assange y Wikileaks. Son expuestos a  ataques cibernéticos que hacen que el sitio resulte bloqueado.

Cuando las principales compañías de tarjetas de crédito como Visa y Mastercard paran los pagos a Wikileaks sin fundamento jurídico, huele muy mal.

La impresión es que los EE.UU. pone el signo igual entre Assange y Osama bin Laden. Un número de países parecen cualquier cosa menos reacios a participar en la persecución.

Difícil posición

En esta caza es la notificación de búsqueda y captura internacional sueca de Assange de gran ayuda para los EE.UU., lo que coloca a Suecia en una posición difícil debido a que las denuncias de violación no tienen nada que ver con la publicación de los documentos. Con Assange detenido hay posibilidades para EE.UU. de pedir su extradición. No con esto se dice que tanto Gran Bretaña como Suecia estén dispuestos a aceptar una extradición. Primero debe Estados Unidos producir un número de puntos de procesamiento. Lo que puede ser difícil porque no es Assange quién filtró los documentos secretos. Wikileaks solo los ha publicado al igual que un número de periódicos de prestigio. Una frenética investigación preliminar en su contra se lleva a cabo por orden del ministro de Justicia Eric Holder.

Sea como sea será un proceso que llevará tiempo.

Si se pediría que Assange fuese extraditado por delitos que podrían dar la pena de muerte, es poco probable que Suecia lo expulse. En tal caso se requieren garantías de que una eventual pena de muerte no se efectúe.

También para el Reino Unido es Assange una patata caliente. ¿Van a extraditarlo a Suecia o mantenerlo y correr el riesgo de un conflicto con los EE.UU. sobre una posible extradición? El hecho de que Assange negó la libertad bajo fianza puede ser interpretado como una medida del grado de desconcierto.

Masiva protesta

El Gobierno británico ha condenado las actividades de Wikileaks, pero muchos británicos apoyan a Julian Assange. El riesgo de una protesta pública es evidente si es extraditado a los Estados Unidos y una larga pena de prisión.

Tampoco Suecia quiere abriertamente ir a favor de los EE.UU. en este asunto. Suecia tendrá sus ojos en él. Ya muchos se preguntan sobre el extraño tratamiento jurídico de acusaciones de violación y se preguntan si no hay detrás presión estadounidense.

Tuve durante el día tres programas de la BBC al teléfono que querían comentarios de Suecia. El interés de los medios internacionales es enorme.

La ira de EE.UU. es sólo en parte sobre los artículos publicados que en realidad sólo ofrecen la verdad desnuda sobre la visión de Estados Unidos del mundo. Por encima de todo temen a lo que podría venir más adelante de Wikileaks. Se trata de frenar la corriente y detener la fuga. [aftonbladet.se/nyheter/analys/wolfganghansson/article8241517.ab]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*