Ángeles sin Cielo

[…]La falta de vivienda es actualmente la más alta en Europa occidental en 50 años.
hemlösa5

Sólo en Suecia carecen de vivienda casi 18 000 personas.
Aftonbladet ha seguido a cuatro de las miles de personas sin hogar en las calles de Estocolmo.
Viven bajo un puente – detrás de unos botes de basura y una lona impermeable.
“Ahora el frío extremo”, declaran los meteorólogos.
Y claro que hace frío.
Pero Mike, de 42 años, Pekka, 59, Jojje, 58, y Matte, de 48 años, no se ven molestos por los grados bajo cero en Estocolmo. Pueden parecer un poco agotados, pero ellos saben cómo vestirse para mantenerse calientes.
– Si hubiese guerra en Suecia somos los sin hogar los que  sobreviviríamos más tiempo. Vivimos ya como si fuera el caso, constata Pekka.
Ser capaz de vestirse adecuadamente es la clave, si se vive en la calle.
Y todo el mundo puede ver que es precisamente lo que hacen, no tienen hogar, son indigentes. Es decir, todos los que miran. La mayoría hace la vista gorda en cuanto ven las bolsas y mochilas, sus latas de cerveza abiertas, aunque no es ni siquiera la hora del almuerzo un martes, y las mantas en las que se han envuelto para mantenerse calientes.[…]

“Momento 22”
Son un poco más de las dos. Es hora de dormir. La música se apaga, se sacan fuera las mantas y sacos de dormir, el último cigarrillo se apaga.
Lo que más extrañan de su propia casa es el el encerrarse. Ser capaz de dormir tranquilo, sin un ojo abierto. De no tener que arrastrar consigo todas sus cosas durante todo el día para no ser robados.
– Se pierde mucho de la dignidad propia y la intimidad cuando se vive así, dice Mike.
– Es el momento 22. Si no se tiene trabajo, es difícil conseguir piso y no se puede conseguir un trabajo a menos que tengas un piso.[
http://www.aftonbladet.se/nyheter/article6374024.ab]

En Suecia, hubía según Socialstyrelsen más de 8500 personas sin hogar el invierno de 99/00. Unos 1.200 de los desamparados sin hogar eran indigentes que vivían en la calle o vivían en albergues refugios. Pero es difícil dar cifras exactas. Hay quienes creen que las personas sin hogar ha aumentado, pero los estudios muestran que a partir de 1993 en Suecia, donde había alrededor de 10.000 personas sin vivienda…[http://www.mimersbrunn.se/Hemloeshet_i_Sverige_4206.htm]

www.ithandikappad.info/category/valgorenhet/feed/

Excluidos, ‘sin techo’, indomiciliados, pobres, indigentes, vagabundos, mendigos. Hay muchas formas de llamar a estas personas sin hogar que viven al margen de la sociedad. Pero aun así su presencia es una realidad palpable en parques, calles y plazas de Vitoria. Y cada vez más. No en vano, pese a que es complicado cuantificar datos sobre ellos, los educadores de calle del Ayuntamiento de Vitoria, dedicados a su atención e integración social, calculan que son hasta sesenta los indigentes que, por una u otra circunstancia, duermen bajo las estrellas. El triple que hace sólo dos años. (+info) [blogs.elcorreodigital.com/inakicerrajeria/200…]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*