Queda paralítica y Lidl la despide

lidl

Camilla quedó paralítica en accidente de trabajo – fue despedida
Lidl no informó del accidente en el trabajo que hizo que Camilla Berg quedara paralítica. Por eso no recibe indemnización de su compañía de seguros.
Un empleador está obligado a notificar un daño laboral a la Secretaria de Medio Ambiente si es de carácter grave. Sobre lo que se considera una lesión grave, hay criterios en la Secretaría de Medio Ambiente Laboral (o ”Entorno Laboral”, o algo así) (Arbetsmiljöverket).
Si la lesión no es grave, es suficiente con que el empresario haga su propia investigación e informe de la lesión a la compañía de seguros.
El empleador no quiere reportar el incidente como una lesión de trabajo
Camilla Berg, 27, resultó paralítica tras un accidente en su lugar de trabajo.
Sin embargo, el empleador Lidl no reportar el incidente a la Secretaría de Medio Ambiente Laboral, y ahora no recibe indemnización por el daño.
En su lugar, fue despedida.
Camilla había trabajado en los supermercados Lidl en Östersund durante dos años.
A menudo reaccionó sobre el tema de que los palés con mercancías que entraban al supermercado estaban mal colocados.
Los productos poco pesados se encontraban en la parte inferior y los más pesados arriba del todo, o sea que a veces la pila de palés era muy inestable, dice ella.
Una mañana de sábado en abril del 2008 cuando Camilla estaba recogiendo la fruta, cayó de pronto uno de los palés derecho sobre ella.   
Se cayó de cabeza hacia atrás y fue asistida por un colega para levantarse.
-Tenía un dolor terrible en la espalda, pero como podía caminar pensé que no fuese tan grave.
Pero a la mañana siguiente Camilla pudo levantarse de la cama.
– No me podía mover y llamé a una ambulancia. Los médicos descubrieron que tenía una hemorragia que presionaba contra los nervios y la médula espinal.
La presión fue tan grande que Camilla quedó paralítica. Hoy día todavía está en una silla de ruedas y no puede mover las piernas.
Ella está de baja por enfermedad en un 75 por ciento, y el primer año recibió una indemnización de su compañía de seguros Afa que cubrió la diferencia entre el subsidio por enfermedad y el salario perdido.
Pero desde entonces, Camilla no ha recibido ninguna indemnización y Lidl no quiere informar de los daños a la Secretaría de Medio Ambiente Laboral.

En cambio, Camilla ha sido despedida de la empresa.
– Me dijeron que tenía que abandonar la empresa por razónes de falta de trabajo, después de eso no he oído nada de ellos. El accidente fue causado por errores de ellos, pero no parecen preocuparse por cómo me siento y no se han ofrecido a darme ninguna compensación, dice Camilla.
Martin Jarstål, jefe de prensa en Lidl, dijo que la compañía ha realizado una investigación e informó de los daños a la compañía de seguros.
– Opinaron que fue un accidente laboral y pagaron indemnización el primer año.
Pero ustedes no han notificado el incidente al Medio Ambiente de Trabajo (Arbetsmiljöverket)?
– No.
Al mismo tiempo que fue herida, Camilla perdió a sus dos hijas jóvenes. Estas fueron colocadas en un hogar de acogida porque Camilla no podía cuidar de ellas cuando se volvió paralítica.
– Mi médico pensó que yo podría manejarme a mí misma, sin un ayudante, y ya que no tengo contacto con el padre de ellas, estuve obligada a abandonarlas. Pero cualquiera puede ver que yo no puedo aclararme por mí misma.
Ahora viven las hijas Anna, 7, y Julia, 8, de prueba con Camilla de nuevo.
Y para Camilla no hay ahora otra opción que tratar de encontrar un trabajo antes de fin de mes para que la economía funcione.

– Probablemente es difícil conseguir un trabajo de un 25 por ciento en estos tiempos. Pero no voy a rendirme, dice ella. [http://www.aftonbladet.se/nyheter/article6337281.ab]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*