Myra MacPherson: “Esta vez hay esperanza”

– Esta vez hay esperanza. Dice la periodista Myra MacPherson en Washington. Y es apoyada por la periodista Mercy Sandberg-Wright en Atlanta. – Más blancos que negros se manifiestan, dice.

Las protestas en EE.UU. y en todo el mundo continúan contra el racismo y la violencia policial. Donald Trump firmó días pasados un decreto presidencial sobre reformas policiales, pero fue criticado por escribir vagamente y por haber alabado a la policía estadounidense. Su oponente político en las elecciones presidenciales,Joe Biden, se encuentra entre los críticos que creen que Trump está descuidando el racismo contra los negros que está incrustado en la sociedad estadounidense.

Myra MacPherson ha supervisado cinco elecciones presidenciales, el movimiento de derechos civiles y el Watergate para el Washington Post. Y ahora ve algo completamente nuevo en las protestas que comenzaron cuando un oficial de policía de Minneapolis asfixió mortalmente a George Floyd presionando con toda su fuerza la rodilla contra su cuello.

– Nosotros, que hemos estado durante mucho tiempo, sabemos que sin la secuencia del vídeo de lo que sucedió durante casi nueve minutos, esto habría sido otro hombre negro anónimo más que habría sido olvidado sin ser conocido, señala. Ahora se extendió la ira no solo en EE.UU. sino por todo el mundo. Apenas hemos visto algo así antes. Esta vez, tampoco Trump ha recibido el apoyo de otros líderes en el mundo exterior, sino que, por el contrario, ha sido criticado.

– En la década de 1960, la policía soltó ‘perros policía’ y apuntó con cañones de agua al movimiento de derechos civiles. Así que cuando Trump tuiteó que soltarían “los perros más feroces y las armas más amenazantes” contra los manifestantes resucitaron los matices racistas.

Varios políticos demócratas se han pronunciado en contra de la actuación de Donald Trump en la crítica situación que prevalece en EE.UU.. El senador republicano Mitt Romney pertenece a los pocos republicanos que se han mantenido abiertamente del lado  de los manifestantes y que ha participado personalmente en las manifestaciones.

Tanto las manifestaciones como la pandemia del coronavirus  presionan ahora severamente a la Casa Blanca.

“Es interesante ver que son tanto mujeres políticas blancas como negras las que son las más duras y con las que Donald Trump lo tiene más difícil de tratar”, dice MacPherson.

La Presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, tomó la iniciativa de hacer que los miembros demócratas doblaran sus rodillas en simpatía con los manifestantes.

  • La alcaldesa negra de Washington Muriel Bowser ha sido llamada “débil” por Trump, pero ella respondió que él está solo y asustado.

  • Gretchen Whitmer, gobernadora blanca de Michigan enojó a Trump al no levantar el confinamiento por el coronavirus que Trump había exigido y dicho que “es mejor estar a dos metros de distancia que estar a dos metros bajo tierra”.

  • La política negra Stacey Abrams en Georgia también ha desafiado a Trump.

La periodista sueco-estadounidense Mercy Sandberg:

– Wright ha vivido y trabajado en Atlanta, que ahora es sacudido por los disturbios, durante casi cincuenta años. Atlanta se elogió a sí misma por ser la ciudad que estaba demasiado ocupada para tener tiempo para odiar, dice ella. Pero ahora la ciudad ha tenido que reevaluar esta reputación. Dice que muchas de las protestas pacíficas se han vuelto violentas.

– Pero cuando las personas destruyen, queman y saquean en su propia ciudad e incluso en su propia área residencial, entonces esto proviene de una ira tan generalizada y duradera que la cólera es comprensible.

Mercy Sandberg-Wright indica que hay que entender cómo se ha tratado a los negros durante muy largo tiempo.

– Vivir como negro en EE.UU. es completamente diferente de vivir como blanco, especialmente para los hombres negros. Los blancos en  EE.UU. ven a la policía como un protector. Para los negros, la policía es un enemigo. El horrible asesinato de George Floyd ha explicado esto a todos.

Mercy Sandberg-Wright y Myra Mac Pherson ven cómo lo que podría haber quedado en una intervención policial mortal local ha crecido a manifestaciones en todo el mundo donde blancos y negros protestan juntos.

– Algo bueno debe salir de esto, dice Sandberg-Wright.

– Estoy convencida de que esta vez hay esperanza, dice Mac Pherson. [Den här gången finns hopp” | Göteborgs-Posten – Världen]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*