El puente de Öresund celebra 20 años, con frontera cerrada

Puente de Øresund – “El puente que va directamente al mar” – “El puente bajo el agua” – “El puente sumergible”

El sueño era que Suecia y Dinamarca se uniesen en una gran región común. Pero 20 años después de la apertura del puente de Öresund, las crisis de refugiados y del coronavirus han provocado adversidades en la cooperación, y desde mediados de marzo la frontera danesa ha estado cerrada para la mayoría de los residentes de Suecia.

El ambiente es esperanzador cuando tres mil invitados se reúnen en Lernacken, a las afueras de Malmö, el sábado 1 de julio del año 2000. Después de décadas de debate y discusiones políticas, se inaugurará el Puente de Öresund.

El puente de 15.9 kilómetros de largo es una de las mayores construcciones de Europa y, por primera vez, une Suecia con Dinamarca y el continente. La construcción ha costado más de 30 millardos de coronas suecas y, además del dinero de la UE y préstamos y subvenciones estatales, se financiará con tarifas de puente.

“Nuestro puente puede tener casi tanta importancia para nuestra parte del mundo como la caída del muro para los contactos entre el este y el oeste”, dice el primer ministro danés, Poul Nyrup Rasmussen.

La reina Margarita II de Dinamarca habla del puente como un “portador de sueños” y el rey Carl XVI Gustaf ‘pinta’ a su vez la imagen de una región completamente nueva: un “centro de poder” económico y cultural.

Veinte años después, Johan Wessman, CEO del centro de conocimiento independiente Öresund Institute, afirma que las visiones ante la apertura se elevaron por las nubes.

– Hubo una discusión sobre la Europa sin límites, la Europa de las regiones donde ya no seríamos daneses y suecos; seríamos “oresundenses” y se abriría un nuevo país común, más importante que los estados nacionales. Pero ese no fue el caso, dice.

En el verano de 2020 está más claro que nunca que los sueños de una región sin fronteras no se materializaron. En la lucha contra la propagación del coronavirus, el gobierno danés cerró las fronteras del país el 14 de marzo y durante la primavera solo los suecos con razones válidas, por ejemplo como trabajo, son admitidos en el país. Al mismo tiempo, los daneses pudieron viajar libremente ida y vuelta a Suecia.

El debate sobre las diferentes estrategias de los países durante la pandemia ha sido intenso. Cuando la propagación de la infección cogió marcha hizo Dinamarca un gran cierre de la sociedad/confinamiento. Hasta ahora, Suecia ha tenido significativamente más enfermos y muertos de covid-19, lo que el país vecino ha utilizado como argumento para continuar con las fronteras cerradas.

Los políticos del lado sueco del estrecho de Öresund, por su parte, han realzado el hecho de que las tasas de mortalidad de Escania son más bajas que en Selandia y Región Capital en Dinamarca.

– Decir entonces que, como razón para continuar con las fronteras cerradas, es debido a la propagación de la infección en Suecia, no es lógico, dijo el consejo municipal de Lund, Philip Sandberg en una entrevista con DN en mayo.

Durante la crisis, el tráfico de coches a través del puente de Öresund ha disminuido en aproximadamente un 60 por ciento, el tráfico de trenes entre 80 y 90.

Este fin de semana se volvió a abrir la frontera para los residentes de Escania, Halland o Blekingesiempre que puedan presentar una prueba negativa de covid-19 que no sea de más de 72 horas y un certificado de que están registrados en alguna de las regiones.
– Se ha vuelto tan claro que es el estado nación el que determina las reglas del juego en una región fronteriza, y eso creo yo que es la mayor decepción cuando se trata del Puente de Öresund. Que la fuerza de autonomía de la región es mucho menor de lo que se pensaba que sería. Cierres de fronteras, soluciones de barreras fronterizas, decisiones sobre nueva infraestructura -todas las partes más importantes se deciden muy claramente a nivel nacional, dice Johan Wessman en el Instituto Öresund.

El miércoles, El puente de Oresund cumplirá veinte años. Gran parte de la celebración se cancela debido a la pandemia del COVID-19, pero se adornarán estaciones de pago y pilones y se planea una transmisión digital desde el puente.

En una entrevista con DN a mediados de junio, la ministra de asuntos exteriores Ann Lindhe expresó su preocupación de que las fronteras cerradas en los países nórdicos durante la pandemia del COVID-19 corren el riesgo de crear heridas de difícil curación. […][https://www.dn.se/ekonomi/oresundsbron-firar-20-ar-i-skuggan-av-coronakris-och-stangda-granser/]

Öresundsbron > Características

El puente de Øresund celebra su vigésimo aniversario el 1 de julio de 2020, y más de 114 millones de vehículos han viajado por él desde su inauguración en 2000.
Desarrollo del tráfico: en 2019, 7,454,231 vehículos cruzaron el puente. En promedio, pasaron 20,423 vehículos/día. En 2001, 2.950.872 vehículos cruzaron el puente de Øresund.
Tren: el año pasado se realizaron más de 11 millones de viajes individuales en trenes de pasajeros a través del puente.
Futuro: se espera que el tráfico de la autopista en el puente de Øresund aumente en aprox. 1.000 coches por día, y el tráfico de carga aumentará dramáticamente cuando se complete el enlace Fehmarnbelt. [
…][https://www.oresundsbron.com/da/info/en-bro-som-gar-direkte-ned-i-havet]

https://www.oresundsbron.com/en/info/information-vedrorende-coronavirus




Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*