Quiere salvar vidas

Impulsa innovadora empresa contra conductores ebrios

JOSÉ LÓPEZ MANOS SEGURAS SAFETY HANDS

José López lanzó esta innovadora empresa para prevenir accidentes de conductores que manejan en estado de ebriedad.

La idea que José López acuñó hace más de cuatro años en su natal Guadalajara, recién la hizo realidad en Dallas, cuando Manos Seguras se puso tras el volante.

López fundó la empresa bilingüe Manos Seguras/Safety Hands para evitar lo que los expertos señalan como la más prevenible de las tragedias: los accidentes provocados por conductores borrachos.

La idea de López surgió después que él mismo en Guadalajara causó un accidente automovilístico por manejar ebrio.

Dicho accidente por poco le cuesta la vida a uno de los cuatro amigos que viajaban con él.

Fue un hecho que le cambió la vida y lo dejó pensando cada día en cómo se puede evitar que otra persona cometa el mismo error.

El programa de López funciona por medio de visitas a bares y restaurantes que patrocinan el servicio, y donde se ingieren bebidas alcohólicas. Allí se ofrece a quienes se encuentran ebrios un chofer, a fin de que maneje el coche de la persona que no esté en condiciones de hacerlo, hasta su casa.

En tanto que otro chofer miembro de Manos Seguras sigue al vehículo en otro auto de la empresa, para recoger al conductor del ebrio y seguir el proceso de la jornada.

“La ventaja que tenemos sobre los taxis, es que las personas que se encuentran tomadas no tienen que regresar al día siguiente por su propio carro y no se tienen que preocupar de que sea robado, dañado ni remolcado por una grúa”, dice López.

López menciona datos de entidades de gobierno como el Center for Disease Control y el Departamento de Transporte, tanto de Texas como del país, los cuales indican que miles de personas al año mueren en accidentes donde el alcohol fue la causa principal.

Manejar ebrio es la falta que con más frecuencia se comete en el país. En promedio una persona muere cada 40 minutos a causa de manejar borracho, “y Texas ocupa el primer lugar en el país en accidentes causados por el alcohol”, indica López.

Por su parte el oficial de policía de la unidad de Prevención del DWI, Stephen Burres, afirma que una persona que sea arrestada debido a este crimen podría gastar entre 12,000 y 17,000 dólares en costos legales, que van desde fianza para salir de cárcel hasta costos de la corte y multas.

“Es mucho dinero comparado con lo que cuesta el transporte a casa por alguien más”, dice el oficial Burres.[…] [Por Jay Torres/Diario La Estrella | 04/20/2012 | Quiere salvar vidas]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*