Donó riñón a su jefa y luego la despidió cuando se recuperaba

Donó un riñón a su jefa y luego la despidió cuando se recuperaba Debbie Stevens, trabajadora de Long Island, Estados Unidos, ha sufrido la ingratitud en su máxima expresión. Aceptó donarle un riñón a su jefa y luego fue despedida por la empresa durante su recuperación.

Debbie Stevens- Jackie Brucia,

La mujer supo que su jefa, Jackie Brucia, padecía una grave enfermedad que requería un trasplante de riñón y le ofreció su órgano, en un acto de amor y desprendimiento admirable. La mujer pasó por la extirpación, pero resultó que el riñón de Stevens no era compatible con el de Brucia, con lo cual fue destinado a otro paciente.

Si bien el transplante fue realizado con éxito, Debbie Stevens se vio en problemas ante reclamos inesperados.

Estando compareciente, fue comunicada que debía volver a su puesto de trabajo. “¿Qué estás haciendo? ¿Por qué no estás en el trabajo? No se puede entrar y salir cuando plazca. La gente va a pensar que tienes un tratamiento especial”, contó Stevens sobre lo que le decía su entonces jefa que no había podido recibir el transplante esperado.

Luego, comenzó a reprocharle supuestos errores en el trabajo, en el concesionario donde ambas trabajaban. Casi de inmedianto la trasladaron a otra sucrusal, a 50 kilómetros de su casa y en un barrio peligroso, lo que varios consideraron un “castigo”. Ante tales presiones, la empleada fue a ver a un psicólogo, que remitió una carta a la empresa. La respuesta fue el despido. […] [espectador.com/]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*