Carcassonne

Es tarde en la noche en julio. Nos dirigimos hacia el Mar Mediterráneo y hemos pasado Burdeos y Toulouse sin hacer ninguna salida. En el llano aparece de repente una antigua ciudad fortaleza en la distancia, espectacularmente iluminada por focos. Las siluetas que se destacan hacia el cielo de terciopelo negro son impresionantes.

Completamente fascinados por la vista que se cierne a la izquierda de la autopista, hacemos lo que no se debe hacer en el sur de Francia. Aparcamos la autocaravana para la noche en un área de descanso a lo largo del autoroute. Pensamos que tenemos que explorar la imporesionante construcción a la luz del día.

carcassone 1))

En el área de descanso, que es una de las muchas a lo largo de la A61 y se llama Aire de service en francés, nos hacen compañía algunos rugientes camiones. Además de algún que otro coche ocasional que se detiene durante un momento. El sitio parece ser muy popular entre parejas que quieren hacer el amor…

carcassone-)

A la mañana siguiente nos damos cuenta de que la silueta de la noche anterior reflejaba un patrimonio de la humanidad y un lugar históricamente muy interesante. En el área de descanso es la vista hacia la ciudad fortaleza majestuosa y un cartel de información da hechos asombrosos.

Carcassonne ) ( )

Carcasona (Carcassonne), una vez Carcassona en occitano, tiene una larga y por momentos sangrienta historia. Aquí ha habido períodos galo-romanos, visigodos, sarracenos y francos. La población ha experimentado poder y pobreza, herejía y masacre, asesinatos y guerra santa.

carcassonne_3

Uno de los eventos más fuertemente coloridos tuvo lugar a finales del siglo VII. Entonces utilizó Dame Carcas, viuda del sarraceno Balaak, inteligente estrategia de guerra* para defender Carcasona contra las tropas de Carlomagno. Ella permitió lanzar un cerdo bien alimentado desde la muralla, como una muestra de la riqueza dentro de las murallas sitiadas. Esto debería haber hecho rendirse a los jefes francos. Con el fin de dar a los residentes de la ciudad la buena noticia ordenó Dame Carcas tocar, en francés “sonner, las campanas de la ciudad. La leyenda nos dice que es así como surgió el nombre “Carcas sonne”. Pero  del todo seguro no lo es, la historia parece que sufre de un error cronológico.

Otro hecho que me hace impresión cuando leo los carteles informativos sobre la historia de la ciudad, es cuando los habitantes, viejos, enfermos y niños, tuvieron que abandonar la ciudad desnudos, llevando sólo la carga de sus pecados. El resto de los residentes de la ciudad que quedaban, cerca de 400 personas, fueron quemados o ahorcados. Esto como una venganza por el asesinato del mensajero Pierre de Castelnau enviado por el Papa el 15 de enero de 1208.

Carcassonne-((

Pero volviendo al siglo V a. C. cuando los romanos se asentaron en la zona. Entonces se convirtió Carcasona en un oppidum romano (pequeña ciudad fortificada) con el nombre celta Carsac. La ciudad se convirtió en un importante centro comercial para la región. Aquí se han cruzado dos grandes vías de comunicación desde la antigüedad, en parte el camino histórico desde el valle de Garona en el Atlántico hasta el Mediterráneo y en parte el camino entre el Macizo Central y España a lo largo del borde de los Pirineos. El Canal du Midi/Canal del Mediodía que une el Mediterráneo con el Atlántico va (en la actualidad) centralmente a través de Carcasona. También el canal se clasifica hoy como patrimonio de la humanidad.

Salimos del área de descanso y conducimos a la ciudad. Una sinuosa carretera lleva cuesta arriba a la colina hacia la ciudad fortaleza rodeada de murallas, La Cité de Carcassonne. Una vez allí, es imposible encontrar un estacionamiento donde la autocaravana sea bienvenida. Hay barreras por todas partes y es apretado.

En este barrio, Ville Basse, vive hoy la mayor parte de la población, algo más de 40 000 habitantes. Las calles corren rectas y de forma ordenada en una ‘red cuadriculada’ y el centro de la ciudad está enmarcado por amplios bulevares ajardinados construidos en los siglos XVII y XVIII.

Aparcamos la autocaravana en un aparcamiento normal de pago cerca de la catedral de Saint-Michel en la Rue Voltaire y caminamos después de vuelta al casco viejo.

Es cuesta arriba y hace calor. Afortunadamente hay varios cafés y restaurantes en el camino arriba o sea que una ‘parada de líquido’ viene bien. Una vez en el lugar a las afueras de la Cité de Carcassonne, se siente una fuerte sensación de ‘wow’ (hostias!). Personalmente nunca he visto nada semejante. A lo largo de la muralla exterior de 1,6 kilómetros de largo acompaña una muralla interior. Torres de vigilancia y torres redondas dividen la muralla en secciones.

La Porte Narbonnaise

Caminamos a través de la puerta de Narbona, construida en el 1200. La puerta es la entrada a la fortaleza desde el lado este y está flanqueada por dos torres con tejados puntiagudos y una torre de vigilancia doble. El diseño de la puerta no tenía sólo función militar, sino que también mostraría el estatus del castillo  y de la ciudad. La construcción es un ejemplo de arquitectura gótica. La entrada podía ser cerrada con una cadena y la puerta tenía cerradura doble. En situaciones de guerra se podían montar vigas de madera sobre la puerta y en la parte superior de las torres para fortalecer la defensa. Hoy en día es la puerta la única ‘carretera de coche’ a la Cité.

carcass

El flujo de visitantes es lucha y en el camino entre las dobles murallas hay varias chavalas sonrientes vestidas al estilo medieval y reparten hojas informativas sobre visitas guiadas del castillo. De este castillo, una vez fortaleza de la familia Trencavel, vizconde de Carcasona, queda hoy en su mayoría ruinas. La cola se serpentea lentamente en el sol de pleno verano y elegimos en su lugar dar una vuelta por nuestra cuenta.

Dentro de los murallas dobles florece hoy el comercio. Hay montones de tiendas de souvenirs, restaurantes y tiendas de ropa. Está al límite de parecerse a ‘mercado de baratijas’ pero aún así debe experimentarse ya que el lugar es tan especial. Andamios aquí y allá testimonian de la enorme cantidad de trabajos de restauración que probablemente continuamente se deben de hacer. Se trata después de todo de edificios milenarios. [husbilhusvagn.se/nyheter/husbil-husvagns-frankriketur-del-5]

Dame Carcasse (wiki)

* La leyenda de la Dama Carcas: origen del nombre

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*