«Oxy shots»: Borracheras Rápidas y Sin Resaca

Se trata de unos dispositivos que convierten el alcohol en vapor que, en lugar de beberse, se inhala y potencia sus efectos

InalhadorEs la última moda para emborracharse y encima no deja resaca. Los «oxy shots» o chupitos de alcohol inhalado se han convertido una peligrosa tendencia en Mallorca que consiste en inhalar alcohol a través de un tubo por tan solo 4 euros, y el Gobierno balear ya les ha puesto freno. El dispositivo lo que hace es convertir el alcohol en vapor que, en lugar de beberse, se inhala y potencia sus efectos. Tal es el grado de alarma que está generando esta nueva moda que la Consejería de Salud, Familia y Bienestar Social del Gobierno balear, en colaboración con la Guardia Civil, está llevando a cabo una campaña de inspección para inmovilizar todas aquellas máquinas que dispensan estos chupitos. La Dirección General de Salud Pública y Consumo ha decidido actuar ante el riesgo para la salud.

Se venden en varias discotecas y bares de la zona turística de Magaluf, tradicional destino de jóvenes británicos que pasan unos días en la isla concentrados en la playa y la fiesta, pero sus distribuidores no avisan de que su consumo podría ser perjudicial para la salud. El precio suele variar de los tres hasta los diez euros.

En uno de los bares explican que este tipo de “tragos” se empiezan a ofrecer diariamente a partir de las diez o las once de la noche, a medida que la jornada se va animando, y siempre en las terrazas y en barras aparte. “Casi todos los bares de la calle lo ofrecen desde hace ya tres o cuatro años”, explica un camarero de la famosa Punta Ballena de Magaluf. Otro problema añadido en este caso es que, al parecer, había locales en donde se servía este producto sin que se comprobase la mayoría de edad de los consumidores

Según muestran varios vídeos que se pueden consultar en internet, el consumo se realiza mediante un aparato que convierte con la ayuda de oxígeno en gas el alcohol, contenido en una especie de tubos de ensayo en forma de cócteles de diversos colores y sabores. Uno de los camareros explica que hay dos sistemas en función de cómo se impulse el “shot”: en uno de ellos se utilizan pequeñas botellas de aire comprimido y en el otro es una botella de oxígeno la que mezcla el líquido que debe ser “aspirado” a través de una boquilla.

Seis sabores diferentes

Una página de Facebook que anima a su consumo, “OXY Shots Magaluf”, explica que hay seis sabores diferentes: vodka de fresa, vodka caramelo, manzana agria, tequila, “after shock” y absenta, y añade que el precio por cada “shot” (trago o chupito) es de cuatro euros. […] [abc.es]

ultimahora.es

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*