Hola pequeña, ¿quieres jugar con nosotros?

geopard

Algunas historias de animales son demasiado increíbles para ser verdad. Una de las historias de animales más bonitas de la semana, con mucho, es la del antílope que se volvió amigo de tres hermanos guepardos.

Viniendo la invitación de tres guepardos mortales, es el tipo de invitación que mejor es negarse -pero, sorprendentemente, este Impala salió ileso de su encuentro.
Por suerte para el joven, al parecer estos tres guepardos machos simplemente no tenían hambre.
Sorprendentemente, estos guepardos, cuyo instinto es cazar para comer, deciden jugar con este bebé Impala. Eso es porque a diferencia de otros grandes felinos, el guepardo caza durante el día, ya sea por la mañana temprano o al atardecer. Las ráfagas de velocidad necesaria para atrapar a sus presas los agota – lo que significa que necesitan descansar después de una matanza.

Y ese parece ser el secreto de la sobrevivencia del antílope, que es probable que cayera en las garras de los guepardos cuando ya estaban llenos – y cansados -de una caza anterior.

El fotógrafo Michel Denis-Huot, que capturó estas imágenes sorprendentes en un safari en el Masai Mara de Kenya, en octubre del año pasado, dijo que estaba asombrado por lo que vio.

«Estos tres hermanos han estado viviendo juntos desde que abandonaron a su madre a los 18 meses de edad, dijo.[…][www.dailymail.co.uk/news/article-1246886/Pictured-Three-cheetahs-spare-tiny-antelopes-life–play-instead.html]

Masai Mara
Aepyceros melampus

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*