Martinica y Guayana deciden sobre autonomía

Martinica y Guayana acuden a consulta a definir si se distancian de París

france overseas territories

Los habitantes de la Guayana y de Martinica decidirán el domingo en sendos referendos si quieren mayor autonomía para esos departamentos de ultramar franceses, un año después de los disturbios sociales que estallaron en las Antillas.

Esas consultas sobre el futuro institucional de ambos territorios, ubicados a 7.000 km de París, fueron anunciadas el 1º de junio de 2009 por el presidente Nicolas Sarkozy, a pedido de una mayoría de responsables locales.

Martinica, una isla antillana de unos 400.000 habitantes, y la Guayana, un departamento de 200.000 habitantes limítrofe con Brasil, son dos de las últimas joyas del imperio francés, que decidirán si quieren adoptar el estatuto de las otras colectividades francesas de ultramar (Mayotte, Polinesia Francesa, Saint Martin, Saint Barthelemy, Saint Pierre y Miquelon y Wallis y Futuna).

Nueva Caledonia tiene un estatuto diferente, y entre 2014 y 2018 podrá acceder a la independencia.

El estatuto de las colectividades de ultramar estipulado por el artículo 74 de la Constitución les permite gozar de la tutela protectora del Estado francés y al mismo tiempo adaptarla a los “intereses” de cada una de ellas, beneficiándose de una mayor autonomía.

Si gana el Sí, deberá aprobarse una ley sobre la distribución de las competencias entre esos departamentos y el Estado.

Si la respuesta es negativa, los electores tendrán que pronunciarse el 24 de enero sobre una simplificación de caracter administrativo.

La ministra francesa de Ultramar, Marie Luce Penchard, consideró que esta consulta es “decisiva” para el “desarrollo económico y social” de dichos territorios.

Los problemas socio-económicos se acumulan en esas regiones, que hace 60 años se convirtieron en Departamentos de Ultramar (DOM), pese a recibir importantes fondos del Estado francés.

En 2008, el desempleo ascendía a 22,4% en Martinica, gran productor de bananas y de ron y paraíso turístico para los franceses de la metrópoli.

En Guayana, territorio cubierto en un 96% por una selva tropical, donde está la base de lanzamiento del cohete espacial europeo Ariane, la tasa de desocupados era del 20,6%. En la misma época, en el territorio metropolitano de Francia, el índice de desempleo era del 7,3%.

Si en Francia el Producto Interior Bruto (PIB) per cápita es de 30.000 euros, frente a 20.000 en Martinica y 14.000 en Guayana.

El referéndum no se realizará en Guadalupe, el otro departamento francés de las Antillas, porque sus responsables prefirieron esperar a que se apacigüe el clima social, tras la huelga general de 44 días y los disturbios de un año atrás.[…][http://www.nacion.com]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*