La sueca Paulin Ask perdió sus ingresos cuando Costa Rica cerró por la pandemia

Cuando surgió la pandemia del coronavirus, Costa Rica se apresuró a cerrar la frontera a los inmigrantes, algo que ha afectado duramente a los centros turísticos del país en la costa del Pacífico.

DN ha hablado con dos personas afectadas por el cierre: la sueca Paulin Ask y la británica Tracey Weaver, que se encuentran en el pequeño pueblo de Montezuma en la provincia de Puntarenas , Costa Rica.

El gobierno ahora ha anunciado que abrirán la entrada al país a la UE, Reino Unido y Canadá el 1 de agosto, al mismo tiempo aumenta la propagación de la infección a una velocidad récord.

De todos los casos confirmados del país, el 72 por ciento se han registrado en el último mes, y el sábado se informó la cifra más alta desde el inicio de la pandemia, cuando se registraron 931 nuevos casos de covid-19. En comparación, el viernes se registraron 781 casos nuevos en Alemania, cuya población es de poco más de 82 millones, mientras que Costa Rica tiene poco menos de 5 millones de habitantes.

La sueca Paulin Ask ha vivido en el pueblo de Montezuma en Costa Rica periódicamente durante poco más de tres años. Junto con su pareja, hace joyas de macramé, una técnica en la que las trenzas se hacen con cuerdas/se crean tejidos usando nudos decorativos que venden a través de su sitio web y envían a clientes de todo el mundo. Cuando la pandemia de la corona puso sus garras en Costa Rica, ese ingreso desapareció.

– Lo que más me ha afectado es que inmediatamente cerraron el correo internacional, lo que significa que no puedo enviar mis productos. En un principio pensé que “esto irá bien, podremos seguir trabajando”. Ha causado problemas para muchos que envían sus productos al extranjero, dice ella.

La península de Nicoya, en la costa del Pacífico de Costa Rica es conocida por sus hermosas playas y es un destino popular para los turistas que desean disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad. En el lado occidental de la península se encuentra el conocido pueblo de surf Santa Teresa (el corazón del surf en Costa Rica). A apenas 20 km, al otro lado de la península, se encuentra el pueblo un tanto más anónimo de Montezuma.

En un principio, pensé “esto irá bien, podremos seguir trabajando”. Realmente ha hecho una diferencia para muchos aquí que envían sus productos al extranjero.

A pesar de su tamaño modesto, la población se compone de una multitud heterogénea: aquí se reúnen personas de diferentes partes de Costa Rica, del resto de América del Sur, EE.UU. y Europa. La mayoría son artesanos que viven de la venta de productos hechos a mano, un grupo que fue muy afectado tanto social como económicamente cuando el país cerró.

En lo que afecta a Paulin Ask, cuyos padres en Suecia no se vieron tan afectados por la pandemia, ha podido obtener apoyo financiero de esa manera. Pero muchos otros residentes de Montezuma no tienen esa posibilidad.

Las familias particularmente vulnerables han recibido subvenciones en forma de dinero y alimentos del estado. Pero en Montezuma, los habitantes, tanto residentes como turistas, también han comenzado sus propios proyectos de ayuda.

– Ha habido proyectos de donación increíblemente agradables en el área, dice ella.

Por ejemplo, algunos residentes han comenzado la campaña “Juntos por Montezuma” para recaudar dinero y apoyar a las familias que lo tienen difícil. El dinero se destina entre otras cosas a entregar alimentos y otros bienes básicos necesarios y a financiar un programa de voluntariado municipal que significa que las personas que han perdido sus ingresos pueden trabajar para mejorar la infraestructura y las áreas naturales de Montezuma.
Paulin Ask cuenta también que las llamadas mesas de donación están ubicadas fuera de los supermercados en varios lugares. Los clientes que quieren y tienen medios pueden comprar un par de artículos adicionales que luego los colocan en la mesa y que los necesitados pueden recoger.

– Luego hay muchos que han comenzado a intercambiar bienes y servicios entre sí.

En Costa Rica, el primer caso de covid-19 se registró el 6 de marzo, un turista de 49 años de EE-.UU.. El 18 de marzo, todas las fronteras se cerraron para extranjeros y no residentes. Esto sucedió en relación con la proclamación de una emergencia nacional. Los turistas que ya estaban en el país podían salir del país como de costumbre, pero el ministro de salud del país advirtió que las salidas de vuelos eran limitadas. […]

El aumento reportado en la infección se observa principalmente en la capital San José y en la cercana provincia de Alajuela. En Puntarenas, la provincia a la que pertenece Montezuma, hasta ahora se han librado relativamente del virus.

Según Paulin Ask, ha sido por eso difícil para los habitantes de Montezuma entender por qué, en principio, todas las regiones vivían bajo restricciones igualmente estrictas, a pesar de que la propagación de la infección aparentaba ser muy diferente. Además de las consecuencias económicas que ha supuesto el confinamiento, la salud mental de muchos se ha visto afectada, ya que la vida cotidiana de los aldeanos trata principalmente de pasar tiempo juntos.
– Personalmente, siento que las consecuencias de no poder encontrarnos, cómo afecta nuestra salud mental, es casi peor que el miedo a ser infectado.

Aunque no está prohibido estar fuera/al aire libre, las restricciones restringen muchas actividades. La música en vivo y el baile están prohibidos en restaurantes y bares. Permanecer en las playas, que inicialmente estaban completamente cerradas, ahora solo se permite durante unas horas por la mañana. La conducción de coches también es limitada, lo que hace que sea difícil para muchos alejarse de casa, ya que las distancias a menudo son largas entre los pueblos.

– Realmente vivimos en nuestra pequeña burbuja aquí, para bien o para mal, dice Paulin Ask. [Svenska Paulin Ask förlorade sin inkomst när Costa Rica … – DN – www.dn.se › nyheter › varlden › svenska-paulin-ask-forl…]



Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*