Se instala con internet y TV al lado de la tumba de su marido

Una mujer de Posadas no puede pagar un hotel y dice que «hay que temerle a los vivos».

Una mujer viaja cada dos meses al cementerio de la localidad misionera de Dos de Mayo para visitar el nicho donde descansan los restos de su esposo y pernocta allí, ya que tiene computadora con Internet, televisor, cocina a gas, cama y su propio medidor de luz.

m2

El insólito episodio fue confirmado a DyN por el comisario Gustavo Braganza, jefe de la repartición de la localidad de 19 mil habitantes ubicada a 200 kilómetros de Posadas. La mujer fue identificada como Adriana Villarreal, de 43 años, quien vive en la provincia de Buenos Aires y hace dos años que viaja a Dos de Mayo, cuando murió su ex pareja, Sergio Reneé «Checho» Yede (28), en confusas circunstancias.

DOS_DE_MAYO_-_MISIONES

El martes último, familiares de difuntos se quejaron en la comisaría local, mediante varios llamados telefónicos, porque del nicho «salía música bailantera a un alto volumen» que alteraba la tranquilidad del cementerio municipal San Lázaro. El comisario puso en conocimiento a inspectores municipales y éstos se dirigieron al nicho, que «está preparado como una casa», según describió Braganza.

La mujer, que es «muy apuesta y tiene a simple vista operaciones para embellecer su cuerpo, nos atendió vestida con pijama», contó el jefe policial a esta agencia. Además, aclaró que no se advierte que tenga las facultades mentales alteradas y se percibe que tiene un muy buen pasar económico.

m3

Según Braganza, ella va al nicho en Navidad y Año Nuevo para celebrar las fiestas junto al cadáver de su difunto esposo, cuyo cuerpo está embalsamado y se puede ver a través de un vidrio, donde incluso lleva pirotecnia. «Todos comentan que el día que falleció el hombre, el 16 de junio de 2010, fue una ceremonia particular, debido a que cuando se puso el féretro en el nicho también hubo música y un lunch para los allegados. Antes hubo una caravana de autos con bocinazos y cohetes», indicó.

El nicho tiene «computadora, televisor, equipo de audio, silla, cocina a gas y cama», expresó el comisario y añadió que la viuda dejaba estacionado su vehículo Peugeot 206 al lado de la construcción cuando pasaba la noche. La Policía labró un acta y notificó a la mujer, tras la intervención del municipio, que el horario de visita es de 8 a 19 y no se puede pernoctar en el lugar.

El nicho fue cerrado con candado y esta mañana una comisión policial fue al lugar, pero Villarreal ya había regresado a su casa en la provincia de Buenos Aires. El hombre era oriundo de Dos de Mayo y se mudó a Buenos Aires para poner una pizzería cuando conoció a su pareja. «Algunos dicen que se quitó la vida jugando a la ruleta rusa, pero no se sabe las circunstancias en que murió», indicó el comisario. […] [perfil.com/]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*