Chocolate caliente, de moda en Filipinas

chocolate 372826654_6d26bf3145

Se trata de un chocolate caliente amargo poco espeso y cremoso, con textura algo granulada y elaborado con mucha paciencia, como cualquier comida cien por cien casera

Restauradores filipinos están recuperando el sabor del chocolate caliente tradicional como era preparado por los antiguos colonizadores españoles, que trajeron la bebida a Extremo Oriente desde México, en el siglo XVIII.

En este país tan aficionado a los dulces, cada vez más cafeterías y pastelerías ofrecen en sus menús el “tsokolate de batirol”, la versión local del producto original a base de cacao que hicieron popular los primeros frailes castellanos que cruzaron el Pacífico para evangelizar Filipinas.

Se trata de un chocolate caliente amargo poco espeso y cremoso, con textura algo granulada y elaborado con mucha paciencia, como cualquier comida cien por cien casera.

Recibe su nombre de la acción de batir sin parar los granos machacados de cacao con un molinillo o “batirol” hasta que el polvillo se disuelve con facilidad en el agua que hierve a fuego lento en la cazuela.

La operación debe repetirse tantas veces como sea necesario para que no queden espuma ni grumos, la textura sea totalmente uniforme y el sabor rico e intenso, con un leve gusto a nuez moscada.

Ph_locator_map_pampanga

Por supuesto, el azúcar se sirve aparte, pues la bebida original era amarga, como la descubrieron en México los primeros exploradores españoles, que tampoco añadían leche al chocolate.

“Está hecho de la manera tradicional y con mucha pasión”, indica a Efe Socorro Castro, dueña de la cafetería “Choco-Late de Batirol” en la provincia filipina de Pampanga.

Tal es el afán de Castro por preparar la bebida de igual forma a como se hacía antaño, que se trajo al establecimiento sus propios morteros, mazos para triturar y jarras de cobre o “tsokolateras”, que heredó de su abuela de origen español.

“Creo que algunas son mexicanas, llevan más de cien años en mi familia y aquí es donde mejor pueden estar”, asegura.

Aunque la mayoría de estos recipientes decoran las estanterías, Castro dijo que guardan algunos en la cocina para utilizarlos si aparece algún cliente especial en este pequeño local, que rezuma historia pese a su ubicación en un moderno centro comercial. .[…][http://www.eluniversal.com.mx] Chocolate caliente, de moda en Filipinas

Manila’s Tsokolate Shop at Dessert Comes First – An obsession with

chodscn6265

embracingeveryday.net/…/choco-late-de-batirol/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*