El drama de los desahucios dispara el negocio de los “pisos de patada”

Cuando Esther Sanz supo que iba a ser desahuciada comenzó a movilizarse a través de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). También acudió al párroco del barrio de San Cristóbal, en el distrito de Villaverde. En ese momento, dos personas le abordaron en plena calle con una oferta alternativa: “Sabemos que te van a desahuciar y sabemos la fecha y la hora. Si nos das 600 euros te abrimos una casa ese mismo día”. No es la única a la que se lo han ofrecido. Aquí los pisos vacíos no duran ni un día.

La ola de desalojos de los últimos cuatro años, que ha golpeado con especial intensidad a San Cristóbal, se ha convertido en un caldo de cultivo ideal para que florezcan las ocupaciones y quienes hacen negocio con ellas. De un parque de 6.000 viviendas, la asociación de vecinos contabiliza 500 pisos de patada, como se les conoce. Sus propietarios, los bancos, se desentienden de las propiedades una vez ejecutan el desahucio y en algunos casos ni siquiera pagan las cuotas de la comunidad vecinal. Estas quedan a merced del abandono y de quienes se lucran con la desgracia de otros. […] [LEYRE PEJENAUTE/ccaa.elpais.com/madrid/] El drama de los desahucios dispara el negocio de los ‘pisos de patada…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*