Argelia, el país que se convertirá en el próximo Arabia Saudita

gas-shale-diagramEn el desierto de Argelia hay gas de esquisto que podría cubrir las necesidades de Europa durante toda una década. El país está a punto de introducir desgravaciones fiscales para exploración y gigantes energéticos europeos se frotan las manos.

Según la Agencia Internacional de Energía, AIE, hay 6.500 millardos de metros cúbicos de gas de esquisto subterráneo en Argelia. Es diez veces más que el total del consumo europeo anual de gas natural. Las reservas de gas se estima tienen un valor de mercado al equivalente a 1.700 millardos de coronas suecas.

Los dirigentes del país han firmado ya contratos con las empresas de productos básicos Eni Spa, Royal Dutch y Talisman Energy sobre licencias para la exploración de gas. El gigante Exxon también se informa que está en camino a entrar.

Al mismo tiempo está el parlamento de Argelia sólo a semanas de la aprobación de una nueva ley que hará en lo que se refiere a impuestos más ventajosa la extracción de petróleo y gas. Una ley similar ya existe en muchos países productores de petróleo, como por ejemplo Noruega.

Gas natural procedente de Argelia ya está en uso en el sur de Europa. El gas es transportado a través de gasoductos bajo el Mediterráneo y se utiliza en países como Italia y España para calentar casas y cocinas.

Una aumentada producción en África del Norte significaría que Europa sería menos dependiente del gigante ruso Gazprom. La compañía de gas estatal ha acoplado, a saber, su precio al precio del petróleo, lo que hace que el gas ruso es tres veces más caro que, por ejemplo, el eatadounidense. En EE.UU. el precio del gas natural ha caído cerca de un 70 por ciento en tres años después de que la extracción de gas de esquisto comenzara en serio, escribe la agencia de noticias Bloomberg.

La razón de que la producción en Argelia se prevé vaya a aumentar significativamente es nueva tecnología que hace posible la extracción de petróleo y gas del esquisto, una especie de roca de grano fino.

La nueva tecnología también significa que EE.UU. podría estar a punto de llegar a ser autosuficiente en combustible para vehículos. Se considera fundamental desde el punto de vista de la política de seguridad, ya que el país entonces se convierte en menos dependiente de exportadores de petróleo en el Medio Oriente, como Arabia Saudita, Irán e Iraq.

Un fuerte aumento de las exportaciones de gas desde el norte de África al sur de Europa puede obtener un efecto político similar. Esto dado que la dependencia de gas de Rusia disminuye, lo que hace menos riesgoso para los dirigentes europeos a mostrar abiertamente su descontento con la represión del régimen de Putin por opositores en Rusia. [di.se – Landet som blir nästa Saudiarabien]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*