Maltratadora de perros noruega

“Ella prendió fuego a mi Rocky”

Eva Wiklund también fue objeto de fuerte maltrato – pero no llegó a tiempo. “Ella prendió fuego a él con encendedor”, dice Eva.

Sus perros fueron ‘tomados a cargo’ por famosa maltratadora de animales noruega

Lars Liikamaa y Eva Wiklund creían ambos que habían dejado a sus queridas mascotas en buenas manos. Cuando se dieron cuenta de que la mujer era una famosa maltratadora de animales noruega ya fue demasiado tarde para el perro Rocky – que tuvo que ser sacrificado.

– Ella ha arruinado mi vida, dice Eva.

Rocky efter maltratadora noruega

Lars Liikamaa de Smedjebacken viajaba mucho y no podía cuidar de su mascota rottweiler Gizmo. Eva Wiklund de Sundsvall tenía problemas con sus piernas y no podía sacar a pasear a su Rocky correctamente. Pusieron dos anuncios en el sitio Blocket.se, y obtuvieron respuesta de una mujer en Jämtland que de buena gana quería cuidar de los perros. Lo que ambos no sabían era que la mujer anteriormente había sido condenada a prohibición de tener perros en toda Noruega después de un caso muy publicitado de abandono/maltrato de perros en el que las autoridades noruegas encontraron 32 perros muertos en el caserío de la mujer.

Pidió ayuda a la policía

– Me enteré cinco semanas más tarde que había dejado al perro en manos de una de las mayores torturadoras de perros, dice Lars Liikamaa y continúa:

– Llamé a la policía y les pedí ayuda, pero me dijeron que no podían hacer nada sin decisión de la fiscalía. Entonces les dije que iba a cometer dos delitos de las próximas 24 horas. El primero fue un delito de conducción en el carretera allí y luego un robo en el bien vigilado caserío de la mujer. Lars cogió consigo al rottweiler Gizmo de allí y se fue al veterinario donde se constató una infección severa en todo el cuerpo. El tratamiento fue bien y el perro se encuentra bien ahora.

Puso jeringa en el perro

Peor suerte corrió Rocky.

Cuando Eva Wiklund también tomó la ley en sus propias manos y se fue al caserío sólo seis días después de haber dejado al perro, se encontró con una imagen de horror cuando miró por la ventana de la cocina. Su perro Rocky yacía inmóvil en el suelo.

– La mujer no advirtió mi presencia sino que yo vi cómo prendía fuego a Rocky con un mechero y luego le ponía una inyección, lo hizo tres veces, dice Eva Wiklund.

Finalmente Eva sacó a su perro del caserío – pero ya era demasiado tarde.

Enfermo en seis días

– Le tuvimos un día justo antes de que nos lo lleváramos.

– Tenía meningitis grave y hemorragias agudas en los riñones. No se debe obtener eso en seis días, dice ella.

Tanto Lars como  han denunciado a la mujer a la policía. [aftonbladet.se/nyheter/]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*