Internet y geolocalización, un cóctel explosivo

El desarrollo de la geolocalización puede agravar las cuestiones relativas a la vida privada

Los gigantes de internet Google y Facebook, que optaron por la geolocalización como pilar de su desarrollo, se aventuran más allá de los límites de la vida privada de los internautas, advierten alarmados los expertos y las Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

La última tendencia «geek» del momento para aquellos consumidores voraces de la tecnología y de internet es la de ofrecer a toda hora y en cualquier lugar el servicio de geolocalización aplicado a los «smartphones», los teléfonos multifunción.Este servicio permite ubicar por satélite, con apenas unos metros de error, el lugar en donde se encuentra un usuario.Pero esto conlleva ciertos «riesgos sobre la protección de la vida privada que pueden ser absolutamente inmensos.«Imagine que dentro de un año podrán decirle que ‘estaba en tal lugar, cerca de tal persona'», explica Alain Pannetrat, experto en tecnologías de la Comisión Nacional de Informática y Libertades francesa (CNIL), ente administrativo independiente dedicado a la defensa de la vida privada y las libertades en la era digital.

Aún más si se tiene en cuenta que el tiempo para proceder a la eliminación de los datos privados de mastodontes como Facebook (500 millones de miembros en el mundo) o Google (líder mundial de las búsquedas en internet) no está definida por ley.

El desarrollo de la geolocalización puede agravar las cuestiones relativas a la vida privada. Hasta ahora las demandas se focalizan principalmente sobre la dificultad para eliminar una cuenta en una red social, una foto, o por identidades usurpadas.

 

Esta semana Facebook lanzó en ESTADOS UNIDOS la nueva función de geolocalización, que estará disponible «pronto» en otros países.

«Facebook Places» (Lugares) permite a los usuarios de la red social indicar con un solo clic en sus teléfonos celulares en dónde se encuentra, saber cuáles de sus «amigos» están cerca de ese lugar y registrarse en las páginas internet de bares, restaurantes, negocios….
Google ya había inventado un dispositivo similar bautizado «Google Latitudes».

La geolocalización también se explica por el éxito del servicio de mapas fotográficos en 3D llamado «Street View», al que se puede acceder con los teléfonos celulares o a través de internet.

Este dispositivo fue muy criticado ya que los datos privados de usuarios de internet con conexión Wi Fi fueron registrados por Google cuando procedió a fotografiar los recorridos.

«Saber en dónde están sus amigos (…) puede ser útil en la vida de todos los días, pero el real objetivo es el de hacer dinero vendiendo publicidad», denuncia Jérôme Thorel, representante en Francia de la ONG Privacy International.

Esta nueva función abre la puerta a las empresas del sector a un gigantesco mercado de publicidad digital a la vez personalizada y local, que competirá directamente con los servicios de anuncios clasificados.

Se trata de un mercado de unos 15.000 millones de dólares en 2010, únicamente en Estados Unidos, indica la consultora especializada estadounidense Borrell.

Gratuito para sus miembros, «Facebook tiene una sola forma para ganar dinero, la publicidad personalizada», explicó Pannetrat, subrayando que «sus intereses económicos inherentes son los de obtener un máximo de informaciones sobre sus usuarios» para proponer «una publicidad a medida». […] [elespectador.com/articulo-220465-internet-y-geolocalizacion-un-coctel-explosivo-vida-privada]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*