Los gatos de Houtong en Taiwán, atracción turística

El Houtong Cat Village (猴 硐 貓 村) es un antiguo pueblo minero en el distrito de Ruifang, Nuevo Taipei, Taiwán, famoso por su población de gatos. Fue famoso también  por una cultura bien conservada que rodea su ferrocarril, construido durante el dominio japonés de Taiwán. Durante sus años prósperos, el área producía unas 220.000 toneladas de carbón por año, lo que atrajo a muchos inmigrantes al área y estimuló el crecimiento de la ciudad a hasta 900 hogares con una población de más de 6.000 personas[https://en.wikipedia.org/wiki/Houtong_Cat_Village]

Los turistas que viajan a Houtong (猴硐) Cat Village, (猴硐貓村) antiguo pueblo minero en el distrito de Ruifang, Nueva Taipei, Taiwán, no viajan allí por su cercana costa o su naturaleza, no, viajan por los gatos!


Cuando la industria minera del carbón comenzó a declinar en la década de 1990, también lo hizo la zona. Los jóvenes emigraron y solo quedaron unos cientos de residentes. Sin embargo, las cosas comenzaron a mejorar a partir de 2008, cuando una amante de gatos local* organizó a un gruo de voluntarios para comenzar a ofrecer una vida mejor a los gatos sin techo. Publicaron fotos de gatos en línea, lo que resultó en una respuesta abrumadora de otros amantes de gatos en todo el país. Pronto, Houtong se convirtió en un centro para los amantes de gatos a medida que corría la voz, y el número de gatos que viven allí aumentó, reviviendo así una aldea en declive y transformándola en un destino turístico.

En las redes sociales, los ‘cuatro patas’ también han tenido éxito. La página de Facebook “Houtong Cat Lovers Society” tiene más de 6.000 fans y si buscas en Houtong en el sitio web de Flickr obtienes más de 24.000 visitas, escribe CNN Travel.


Sin embargo, hay un reverso. Las personas que quieren deshacerse de sus propios gatos también vienen aquí y asumen que los gatos que ellos ya no quieren serán cuidados por los voluntarios que cuidan a los gatos en Houtong, escribe el tabloide sueco ‘Aftonbladet’.


“A unos 32 km al norte de Taipei, la pequeña comunidad montañosa de Houtong prosperó una vez en la década de 1970 con sus recursos de carbón y oro. Pero cuando se acabó el oro, la población del pueblo pasó de más de 3.000 en la década de 1990 a menos de 100. Ahora, gracias a la “Dama de los gatos”(Peggy Chien (o Chien Pei-ling)(la mujer que ‘revitalizó’ por sí sola el pueblo de Houtong…), este pequeño pueblo de 200 se está reinventando rápidamente como un paraíso para los amantes de los gatos.” […] [Eyes of a Cat|People|chinadaily.com.cn]



“A una hora en tren de Taipei, la antigua ciudad minera de carbón de Houtong (猴 硐) ha recibido recientemente un lavado de cara felino. Ahora designada como una “aldea de gatos”, la comunidad humana vive y trabaja en conjunto con los nuevos inmigrantes, así como con la multitud de turistas amantes de los gatos que llegan cada hora en el viejo tren de la línea Pingxi. Pero, a solo 10 minutos a pie de los cafés con temas de gatos, pasteles de piña y exhibiciones de Hello Kitty, se encuentra una puerta Torii solitaria en la parte inferior de una colina, cubierta de hiedra y oscurecida por helechos. Aquí yace Houtong Jinja (猴 硐 神社), un antiguo templo, ahora área de picnic. Además de los escalones de piedras desmoronadas, la puerta Torii desfigurada y algunas piedras escondidas en medio de los pastos en la cima de la colina, quedan pequeños restos del santuario construido por los mineros de carbón japoneses a principios del siglo pasado.” […][Scattered grains: Japan and historical memory in Taiwan – Asia and the Pacific –ANU]


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*