“EL CHAPO BRIDGE”? – Embotellamientos en el puente de Brooklyn

Cada pocos meses, la policía debe cerrar en su totalidad el puente de Brooklyn cuando se cita a comparecer ante el juzgado a Joaquín Guzmán Loera.

El caso de Joaquín Guzmán Loera, el capo mexicano de la droga conocido como El Chapo, lleva ya más de un año ocasionando en ciertos días esas pesadillas de tránsito vehicular que solo se ven en Nueva York.

En una estrategia muy inusual, Guzmán está siendo enjuiciado en Brooklyn pero, dada su propensión a fugarse de la cárcel, se le mantiene en una prisión de alta seguridad en la zona del Bajo Manhattan.

Cada pocos meses, cuando se le cita en el tribunal, sucede algo terrible: la policía debe cerrar todo el puente de Brooklyn y dejar varados a cientos de conductores mientras el narcotraficante más famoso del mundo atraviesa el río Este a toda velocidad en un convoy de automóviles fuertemente blindados.

Además, cuando el juicio comience en noviembre, el tráfico podría empeorar porque Guzmán tendrá que ser escoltado para cruzar el puente dos veces al día, hasta por cuatro meses. Por si el inconveniente no fuera ya suficiente, estos cierres ocurrirían justo durante las horas pico de la mañana y la tarde. […] [Otra ‘acusación’ para el Chapo: los embotellamientos en el puente de Brooklyn]


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*