Suecia debe condenar la violación de EE.UU.

A raíz de las revelaciones de Wikileaks las últimas semanas, no han sido China e Irán los países que han estado por el intento de censurar la propagación de noticias, sino los países occidentales como EE.UU. y Francia. No hay ninguna razón para Suecia a condenar estos excesos menos duramente. Esto escribe Karl Sigfrid (M) y María X Jensen, bloggers del Partido Moderado.

assange1

En enero de 2010, Carl Bildt presentó una visión de que Suecia sería el defensor de los derechos de libre expresión en Internet. El cabo apuntó él contra China, Irán y otros países que se han dado a conocer por su brutal censura de la red. Si Suecia puede a través de promover opinión y asistencia técnica ayudar a los oprimidos a ser escuchados, hemos hecho una gran contribución.

Al mismo tiempo que los estados a través de leyes de vigilancia quieren controlar a nosotros los ciudadanos, ahora som ellos mismos examinados, y no ha caído en terreno fértil, aún y cuando la información que hasta ahora se ha filtrado ha sido de naturaleza relativamente inofensiva. No hay ninguna proporción razonable entre la actuación de Wikileaks y los desequilibrados comentarios que ahora estamos oyendo de gobiernos y políticos individuales en todo el mundo. Sarah Palin, que parece querer convertirse en la nominación presidencial republicana en 2012, representa una de las declaraciones más sorprendentes acerca de Wikileaks cuando ella critica a Obama por no perseguir a Julián Assange con la misma agresividad que los EE.UU. cazan a líderes de Al Qaeda y Talibanes.

stQue Palin quiera que el gobierno de EE.UU. deba buscar y ejecutar al fundador de un sitio de noticias es bastante malo en sí, pero lo realmente desagradable es que Wikileaks está ahora realmente siendo tratado cada vez más como un grupo terrorista.

Assange ha tenido su cuenta bancaria en Suiza cerrada, PayPal ha suspendido todos los pagos a Wikileaks y ahora terminan Mastercard y Visa de transferir dinero a la organización. Mastercard hace referencia a una política que prohíbe pagos a una persona que participa en o facilita actividad delictiva.

Ciertamente se puede argumentar que Wikileaks mediante la publicación de material promueve a los que ilegalmente filtran documentos secretos, pero lo hacen en tal caso todas las mayores organizaciones de noticias. La diferencia entre Wikileaks y el noticiero del canal de TV SVT Rapport  no es mayor que Wikileaks es un paquete de ventas de información al por mayor mientras que Rapport envasa la información y la entrega a los consumidores finales. Las fuentes de ambas organizaciones de noticias son exactamente las mismas.

Las consecuencias de que empresas se dediquen a la auto-administración de justicia serán enormes cuando confiamos más y más de nuestra información privada a los servicios-nube, como Gmail y Google Documents. Una empresa puede arbitrariamente negarnos la posibilidad de vivir una vida normal.

Lo que Wikileaks ha dejado claro – al igual que The Pirate Bay hace unos años – es la medida de la brecha cultural entre aquellos que dominan la tecnología y los que dominan la política.

Wikileaks-2La comprensión de que la evolución de la tecnología cambia el ambiente político es pequeña, y cuando la nueva realidad se entromete reaccionan los políticos con condenas y medidas para estrangular la libre circulación de información de la red.

Situaciones como esta muestran quiénes creen en la libertad de expresión sólo cuando les es conveniente y quiénes lo hacen de verdad. Ahora tiene Suecia la oportunidad de marcar la diferencia por medio de ir contra la corriente y defender lo obvio – que un pequeño actor en la red tiene los mismos derechos que los medios tradicionales. Contamos con que Suecia actúe desde lo que es correcto – no desde el punto de vista de qué gobiernos consideramos como nuestros amigos – y defienda a Wikileaks cuando el mundo está haciendo todo lo posible por reprimir la libertad de expresión. [Sverige bör fördöma USA:s övertramp | Brännpunkt | SvD]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*