Aisha, joven afgana mutilada por talibanes

Joven mutilada por los talibanes en Afganistán, polémica portada de ‘Time’

  • A Bibi Aisha le cortaron la nariz y las orejas después de escapar de la casa de su esposo.

MUTILADAGran polémica ha desatado  la portada de la revista ‘Time’ de esta semana que lleva una foto de una mujer afgana a la que se le arrancó la nariz como castigo por haber abandonado a su marido talibán.

Según la Revista, Aisha, de 18 años, dejó a su cónyuge porque su familia la trataba como una esclava y la golpeaban frecuentemente.

Pero el juez del caso, un comandante talibán, hizo caso omiso del contexto y observó mientras el marido le arrancaba orejas y nariz con un cuchillo que sacó de su cinto.

‘Time’ especula que esta podría ser la suerte de miles de mujeres en Afganistán si EE. UU. cumple su promesa de comenzar a retirarse en julio del año entrante sin haber derrotado a los talibanes que siguen siendo fuertes en el país.

Pero la foto, más que el artículo que la acompaña está dando mucho  que hablar y algunos señalan que es una manipulación emocional para mantener los esfuerzos militares en este país.

Muy parecido, pero en sentido contrario, al efecto que generó la imagen de una niña corriendo desnuda en Vietnam mientras un avión bombardea el área con bombas Napal.

El editor de la revista, Richard Stengel, defendió la publicación argumentado que no se puede ignorar el trato que los talibanes le dan a las mujeres y que el público debe estar informado para poder formase un juicio realista de cara al futuro de esta guerra.

“Prefiero que la gente sepa la realidad mientras se forma una idea sobre lo que EE. UU. y sus aliados pretenden hacer en Afganistán”, aseguró.

Obama, el mes pasado, reiteró que espera poder iniciar un repliegue de este país en el 2011. Pero muchos, incluidos sus propios generales, han dicho que no es prudente casarse con una fecha específica y menos ahora cuando la situación del terreno parece estar empeorando.

SERGIO GÓMEZ MASERI
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
WASHINGTON

La historia

Justo antes de la medianoche, los talibanes tocaron a su puerta. Buscaban a Aisha, de 18 años, para que fuera castigada tras huir de la casa de su esposo.

Ella fue obligada a los 13 años a casarse como pago de un asesinato cometido por un primo de su papá.

Desde ese momento, según cuenta Aisha, sus suegros le pegaban constantemente y la trataban como una esclava. Ella cree que si no hubiese salido corriendo quizás ya estaría muerta.

Su cuñado la sostuvo mientras su esposo le sacó un cuchillo. Primero le corto sus orejas y luego su nariz.

Desde una locación secreta protegida por militares y patrocinada por la  organización no gubernamental ‘Mujeres por mujeres afganas’ en Kabul, Aisha escucha atentamente las noticias que hablan sobre como  el gobierno afgano tiene algún tipo de arreglo político con los talibanes que la atemorizan.

“Ellos son los que me hicieron esto”, dice ella mientras pasa sus manos por su cara cortada. “Cómo podemos reconciliarnos con ellos”.

Mientras le muestra al mundo su cara mutilada, Aisha espera viajar a Estados Unidos para someterse a una cirugía reconstructiva, patrocinada por la organización humanitaria, ‘Grossman Burn’ en California. […] [eltiempo.com/mundo/otrasregiones/ARTICULO-WEB-PLANTILLA_NOTA_INTERIOR-7838418.html]

One Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*