Hitler tomaba ‘Viagra primitiva’

viagra----Autores afirman que Hitler tomaba una forma primitiva de Viagra

El extracto de testosterona fue uno de los 82 diferentes fármacos que Hitler usó durante el transcurso de sus 12 años de reinado.

Adolf Hitler tomaba una forma primitiva de Viagra para sus encuentros con Eva Braun, según los autores de un libro sobre la frágil salud del dictador. El Führer era tan enfermizo y tan temeroso de su salud que durante una temporada estuvo tomando 28 fármacos y remedios diferentes cada día.

Los autores Was Hitler Ill? han estudiado a fondo descuidados archivos médicos y documentos clasificados militares para tratar de responder a la pregunta de si la mala salud de Hitler era de alguna manera responsable de sus actos.

También han tratado de evaluar si su médico personal, Theodor Morrell estuvo tratando de matarlo poco a poco.

Una de sus principales fuentes son los documentos del Dr. Morrell, a quien Hitler llegó a invocar con creciente desesperación, a pesar de ser considerado como un charlatán por muchos de la élite nazi

Sus registros muestran que comenzó a dar inyecciones de testosterona a Hitler y un cóctel hecho de semen y glándulas de próstata de  toros jóvenes en 1944. El líder nazi, entonces 55 años, creía que esto le daría la energía necesaria para sus encuentros con Eva Braun, de 32 años.

La mezcla fue una de muchas inyecciones que se le dieron porque tenía miedo a las pastillas. Otros resultados muestran que tenía temor de cáncer, sufría presión arterial alta, calambres, dolores de cabeza y pólipos en sus cuerdas vocales varias veces – quizás resultado de gritar demasiado a sus generales.

El historiador Henrik Eberle y Hans-Joachim Neumann, un profesor emérito de medicina en el Hospital Universitario Charité de Berlín, dicen que su investigación también demostró que Hitler sufría mucho por el viento y tomaba una «enorme» cantidad de medicamentos contra la flatulencia, que contiene pequeñas cantidades del agente nervioso estricnina, un componente de veneno para ratas.

Pero los autores no creen que el Dr. Morrell era un envenenador. Ellos analizaron la composición del medicamento contra el viento (?) y descartaron la posibilidad de que el ‘maestro de la jeringa’  -«Reich syringe master»-  tratara de matar a Hitler.

El Dr. Morrell recibó este nombre de Hermann Goering, jefe de la Luftwaffe, que fue durante mucho tiempo el probable sucesor de Hitler.

Tal vez comprensiblemente, el Dr. Morrell, estaba de acuerdo a cada tratamiento que el Führer le exigía. Él daba a Hitler pequeñas dosis de Pervitin, una forma de ‘velocidad’ (?). Le daba glucosa, inyecciones intravenosas de metanfetaminas, barbitúricos y opiáceos.

Los académicos creen que su investigación ha desmentido varios mitos. No encontraron ninguna evidencia que apoye la canción de guerra británica de que el Führer tenía un solo huevo, o una fábula menos conocida, que su pene fue deformado después de haber sido mordido por una cabra en su juventud.

Los autores concluyen que Hitler sufría de la enfermedad de Parkinson, pero añaden: «En ningún momento Hitler sufrió de delirios patológicos. Él siempre fue consciente de sus actos». Los autores tampoco encontraron ninguna prueba de que Hitler tuviese sífilis. Tenía eccema y sufría de insomnio. El fallido plan de atentado de 1944 lo dejó con los tímpanos perforados. [gulfnews.com/news/world/other-world/authors-claim-hitler-took-a-primitive-form-of-viagra-1.579770]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*