Julian Assange puede ser ‘sacado’ en un saco

Julian Assange está bajo protección en la embajada de Ecuador.

La pregunta ahora es cómo podrá ser sacado de Gran Bretaña sin ser detenido.

Una posibilidad puede ser: una saco diplomático.

world-globe

El fundador de Wikileaks Julian Assange se encuentra desde la semana pasada en la embajada de Ecuador en Londres para pedir asilo político en Ecuador. La razón es que el tribunal supremo británico decidió extraditarlo a Suecia. Desde Suecia tiene él miedo de ser extraditado a EE.UU., donde una investigación está en curso sobre las publicaciones hechas por Wikileaks.

Saco u ONU

Assange es consciente de que incluso si se le da asilo, no puede Ecuador garantizar que pueda abandonar la embajada sin riesgo para extradición.

Por eso se especula ahora sobre las posibilidades para él de salir del país. Una posibilidad teórica podría ser que fuese sacado en un llamado saco diplomático.

Es un contenedor que con sello diplomática no permite a las aduanas u otras autoridades controlar el contenido. Uno así se ha utilizado anteriormente para contrabandear personas, como en el “asunto Dikko” en el que los secuestradores trataron de sacar fuera al ex ministro nigeriano Umaru Dikko desde Gran Bretaña como correo diplomático. El intento fracasó sin embargo, porque el trabajo de papeleo relacionado con la caja en la que yacía no estaba en orden.

Otro método controvertido podia ser para Ecuador el nombrar a Julian Assange representante de la ONU para el país. Con ello estaría protegido de la interferencia de la policía británica, y él necesitaría entonces viajar a la sede de la ONU en Nueva York para continuar el viaje a Ecuador.

– Desde su perspectiva, sería como lanzarse a sí mismo a la boca del león, dice el abogado Carl Gardner a la agencia de noticias AFP.

Pero en primer lugar, quiere ahora Julian Assange tener garantías para evitar ser extraditado a Estados Unidos. Eso dice él en una entrevista con Fairfax Media, que hace referencia el Sydney Morning Herald.

– Al final se trata de qué garantías Gran Bretaña, EE.UU. y Suecia están dispuestas a dar, dice él a Fairfax Media, y continúa:

– Si Estados Unidos por ejemplo garantizara  que cierra la investigación del jurado de acusación y cualquier otra investigación de las publicaciones de Wikileaks, sería una garantía importante, dijo.

También critica a la primera ministra australiana Julia Gillard por no haber hecho lo suficiente para apoyarlo.

– He sido atacado por EE.UU., desde el vicepresidente y hacia abajo, como un terrorista de alta tecnología, y por el primer ministro de Suecia y el ministro de relaciones exteriores. Eso debería exigir una respuesta directa por parte del gobierno Gillard.

Ayer comunicó el ministro de asuntos exteriores australiano Bob Carr que EE.UU. no ha mostrado ningún interés en conseguir que Julian Assange sea extraditado, en una entrevista con el programa australiano ABC Insiders. [aftonbladet.se/nyheter/article15025782.ab]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*