Las prostitutas que vuelven locos a los extranjeros

h caribe cartagenaMuchas de las mujeres dedicadas a este oficio se pueden contactar en bares del Centro y el Arsenal.

El escándalo protagonizado por agentes del servicio secreto de la seguridad del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, puso en el tapete uno de los temas que pisa callos en la ciudad: el turismo sexual.

Más allá de todo lo que se ha dicho sobre las acciones “impropias” que enredan al servicio secreto estadounidense, ¿quiénes son esas putas costosas que tanto buscan extranjeros y empresarios en la ciudad?

No son callejeras. No están en la calle de la Media Luna. Por el contrario, son contactadas por páginas web, buscadas en burdeles de alta reputación, por recomendación o de manera independiente.

Las empresas que se dedican a ofrecer a estas chicas venden tratos exclusivos, sabiendo que sus clientes son distinguidos.

“Chicas particulares, con una vida normal y sin cargas, con un buen nivel socio-cultural y que han decidido experimentar este mundo como algo temporal”, dice en una de las tantas páginas que ofrecen compañías de mujeres.

“Te pueden contactar en muchos bares o en el Centro; luego de ahí vas al hotel donde se está hospedando el cliente”, afirma Hellen (*), quien vive muy de cerca esta situación.

Los clientes se alojan normalmente en hoteles o edificio de Bocagrande, Castillogrande, El Laguito o La Boquilla.

Por lo general, estas trabajadoras sexuales son muy elitistas y buscan empresarios o extranjeros, como señala el docente investigador Edgar Acuña -quien realizó un estudio en 2009 con estudiantes universitarias que se dedicaban a la prostitución, “no comercializan su cuerpo con cualquiera ni a cualquier precio”.

Muchas de las que ejercen este oficio trabajan independientemente, en sus propios apartamentos, con sus celulares. Otras están en redes de proxenetas, cobran elevadas sumas de dinero y tienen muchos recursos.

Casi nunca salen solas con los clientes, el cual les gasta a todas las compañeras y es el encargado de presentarles otros compañeros a las demás.

Acuña asegura que son niñas que se confunden entre otras estudiantes universitarias y que pueden manejar una doble vida.

“Son estudiantes y trabajadoras sexuales, muchas tienen novios y tiene apartamentos en estratos altos”, añade el investigador. Acumulan grandes cantidades de dinero por lo alto que cobran sus servicios. Sin embargo, no todo es dinero. […] [GERMÁN GÓMEZ POLO/Las prostitutas que vuelven locos a los extranjeros | El Universal]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*