Hasta el periódico nos quieren quitar

AN T BETYa solo nos faltaba a los que vivimos de los periódicos, del papel, del negro sobre blanco, del olor a tinta y, sí, también, de las manchas de tinta, que apareciese un politiquillo y le recomendase a la gente que dejase de comprar el periódico.

No sé que opinión les merece a los cultivadores de café las palabras del tal Antonio Beteta, pero uno piensa que si el tal Beteta leyese más periódicos y se tomase algún que otro café no diría semejantes tonterias.

Al final va a resultar que todo lo que nos pasa es porque trabajamos poco, nos entretenemos mucho o, peor aún, porque matamos el tiempo tomando cafés e ilustrándonos con los diarios, no solo a diario sino cada hora.

Haría bien el tal Beteta en asesorar a su jefe para que nos saque de esta y, sobre todo, para que nos cuente dónde estamos y hacia dónde caminamos. Y que sepa el tal Beteta que si muchos matan el tiempo, según él, tomándose un cafetito y leyendo los diarios es porque ellos, los políticos, son incapaces de evitar que se sigan perdiendo empleos o de crearlos.

Mientras esperamos, leer el periódico, informarse, aprender, saber, repasar, descubrir qué están haciendo, qué nos están haciendo, personajes como el tal Beteta no viene mal. Al fin y al cabo, los diarios sirven, entre otras cosas, para descubrir que estamos dónde estamos por señores como ese, que nos quieren dejar así, de pronto, sin el cafetito y el periódico. [Emilio Pérez de Rozas/Hasta el periódico nos quieren quitar-Economía-El Periódico]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*