Suecia, misiles y Arabia Saudita

El país que se describe como repudiable tiene una cooperación de defensa con Suecia

s v f s arabienLa familia que controla Arabia Saudita es sin duda la más rica del mundo. Se asienta en las reservas de petróleo más grandes del mundo y por lo tanto millardos y millardos de dólares. Pero la familia, que hoy es encabezada por el rey Abdullah, 87, no sólo es rica. También es dictatorial, corrupta y – no hay mejor palabra para ello – de manera sistemática incivilizada.

La poligamia está permitida, las mujeres carecen de derechos. Las mujeres no pueden conducir. Cuando yo una vez durante una visita pregunté por qué, obtuve la respuesta:

– Piensa si una mujer tiene una avería en la carretera (‘motorstopp’) y se le para el motor. ¿Cómo entonces se va a poder evitar que ella sea violada…?

El país tiene 28 millones de habitantes, de los cuales 7.000 son príncipes, la mayoría ‘ricos de piedra’ (superricos), y unos 200 se encuentran entre los más ricos del mundo (aunque estadísticas confiables son difíciles de encontrar).

Este país, que muchos describen como cruel y repugnante, tiene – según recientes revelaciones – una cooperación de defensa con Suecia. La noticia cayó como una bomba el otro día y aunque no se conocen ni por mucho todos los detalles, podemos constatar lo siguiente:

En virtud de un convenio de colaboración que se firmó por primera vez por el gobierno socialdemócrata en 2005 (el Partido Liberal, denunció a la comisión de asuntos constitucionales/Konstitutionsutskottet), irá Suecia a construir fábricas que suministrarán al reino misiles y otros materiales. El acuerdo fue alcanzado con la Institución de investigaciones para la defensa total (FOI), pero fue transferido a una empresa ficticia, SSTI (Swedish Security Technology & Innovation), posiblemente para ocultar que se trataba de un proyecto estatal. El gobierno de Reinfeldt ha sido plenamente consciente del proyecto que fue criticado por el príncipe Khaled en una carta en marzo de 2008. ¿Por qué todo lleva tanto tiempo? – preguntaba el príncipe.

Según datos que, de nuevo, son inseguros, se deberá en 35 edificios fabricar misiles para su uso contra buques o tanques. Ellos son parte de una restauración general de las fuerzas del reino de alrededor de 200 000 hombres. Arabia Saudita, que teme a Irán (que es islamista chií) y ha tenido problemas con entre otros Yemen y Bahréin no ha dejado de comprar equipos militares de EE.UU. – sobre todo – y del Reino Unido. Estados Unidos considera al país de gran importancia estratégica, tanto por causa de todo el petróleo como por la ubicación geográfica.

Se considera pues que tienen razón para ignorar los derechos humanos y el hecho de que en la práctica es una dictadura controlada por una familia. Los saudíes por su parte están interesados en equilibrar la influencia de Estados Unidos. Es el motivo que se hayan acercado a Suecia con pedidos de armas. Productos suecos son de alta calidad y las relaciones entre los dos países siempre han sido buenas.

Por qué el gobierno sueco contribuye a armar una dictadura fundamentalista islámica es una historia completamente diferente. [Landet som beskrivs som avskyvärt har ett försvarssamarbete med Sverige. EXPRESSEN.se]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*