Rioja ha recomenzado

Mandad a tomar por saco a las tradiciones! Apostad salvajemente y explotad todas las fronteras! Una receta de éxito para el somnoliento brillante regreso de Rioja.

Suecia es el tercer mercado más grande para el vino de la Rioja. Las importaciones rondan los 3.5 millones de litros por año. Sólo Gran Bretaña y Suiza importan más. Si haces clic en www.systembolaget.se obtienes 62 hits para vinos tintos y tres para blancos. De la producción es aproximadamente un 90% de tinto, un 5% de rosado y un 5% de blanco.

guggenheim1

Cuando el autobús transbordador del aeropuerto sale del túnel, es como aterrizar una vez más. Bilbao, justo debajo, con una de las entradas más espectaculares a una ciudad que se pueden imaginar. Al otro lado del río Nervión a través del puente “Arcos Rojos / Arku Gorriak” (imagínate los pilones del puente de Älvsborgsbron en rojo brillante, en lugar de hormigón gris) y a la derecha brilla el espléndido Guggenheim Bilbao.

El Museo de Arte fue diseñado por el canadiense Frank Gehry, y no se parecía a ninguna otra cosa cuando estuvo listo en 1997. Construido de piedra caliza y vidrio pero sobre todo de titanio, el super caro metal que se utilizaba en los aviones, cohetes espaciales y prótesis en el cuerpo humano. Aquí se encuentra un cuerpo de un edificio revestido con paneles de titanio, de tamaño pequeña fregadera pero finos como papel higiénico (0,5 milímetros).

La factura de la construcción acabó en cerca de dos mil millones de coronas, pero ha valido la pena con interés con en el millón de personas que anualmente visitan el museo. Ocho euros es el costo para entrar y caminar un momento en los laberintos de acero de buques de Richard Serra, dos pulgadas de espesor y cuatro metros de altura.

Pienso en cuántas personas han guardado sus ocho euros y se han conformado con un paseo a las afueras del museo. Tulipanes en neón de Jeff Coon, la araña gigante de Louise Bourgeois y la niebla artificial de Fujiko Nakaya están como instalaciones permanentes a lo largo del río y se pueden disfrutar libremente. Basta y es suficiente para satisfacer la necesidad diaria de cultura de la gente.

En relación al Guggenheim de Bilbao es probablemente el edificio más fascinante que el arte que alberga. “La superficie es más importante que el contenido” – tan extraordinariamente moderno, ¿no?

Nos dirigimos hacia el sur por la autopista de Bilbao, a través del País Vasco del que antes sólo se enteraba uno en relación con atentados terroristas y asesinatos políticos cometidos por el movimiento nacionalista de Euskadi Ta Askatasuna, “País Vasco y Libertad”. ETA se ha estacionado, ninguna bomba ha sido detonada en más de un año y tan tarde como en septiembre de este año, ETA anunció el último y en el mejor de los casos alto el fuego definitivo.

Pero el que esté preocupado por las bombas mientras está en el País Vasco es culpable de un mal pensado. No es aquí donde detona en tal caso, es en algún otro lugar de España.

No puedo decir que estamos dedicando a la política especialmente muchos o pensamientos de ansiedad ni siquiera cuando estamos rodando hacia fuera del País Vasco sobre el río fronterizo Ebro y entrando en la región de La Rioja. Estamos más interesados en el vino de la Rioja.

Nosotros que nos amábamos tanto, nosotros los suecos y el vino español de la Rioja.

En 1995 éramos la gente que más Rioja bebía en el mundo fuera de la Rioja.

Pero justo entonces fue cuando salió mal.

Cuando Francia explotó dispositivos nucleares en el atolón de Mururoa en el Pacífico y obtuvo un boicot de compradores de todo el mundo en el cuello, vieron los españoles la oportunidad de aprovechar el boicot contra su vecino. Los precios del vino Rioja se dispararon, aunque sin que la calidad se aumentara en lo que había en las botellas. No fue una buena táctica.

Debido a que tenemos la cartera lo más cerca del corazón nos deshicimos también del cada vez más caro Rioja y comenzamos a beber más vino de Italia. Además se abrió un nuevo mercado cuando el régimen del apartheid en Sudáfrica cayó y las sanciones con ello. De repente, el mundo tenía vinos pobres, con sabor a fruta, fuertes en alcohol – pero sobre todo, baratos – vinos del país del simpático Mandela. Por supuesto que los codiciosos españoles no tenían ninguna posibilidad en esa posición.

Bodegas Ysios, Spain 1998 - 20001

Fue en ese contexto cuando Rioja reinició. Comenzó a modernizarse. Tanto lo que más adelante sería envasado en botellas como las bodegas donde se producía el vino. Se inició en 2001 con Ysios a las afueras del pueblo de Laguardia, al igual que el aeropuerto diseñado y construido por Santiago Calatrava. Como un fénix gigante, o un dragón, o tal vez un órgano de iglesia, se apila ‘la vinería’ de repente entre las viñas en un campo en la niebla de la mañana. Cerca de 200 metros entre las puntas de las alas, construido en madera de cedro y metal, debería ser un único y difícil de superar templo de vino como destino turístico.

No, pues! Menos de diez años más tarde se han diseñado y construido numerosas bodegas espectaculares en toda La Rioja. Todas no están a la altura de la sorprendente figura de Ysios, pero una lo hace. Con amplio margen.

En el pueblo de Elciego, en la Rioja Alavesa, en el lado vasco del río Ebro, se encuentra el Marqués de Riscal. Una de las más antiguas ‘casas de vino’ de la Rioja, fundada en 1860 y bien conocida en el Systembolaget con su más que decente reserva en el rango de precios medios. Aquí se encuentra una creación más de Frank Gehry – no tan grande como el Museo Guggenheim de Bilbao, pero aún más chula. Y en el mismo material: placas de titanio en rojo, oro y plata, que cambian de color después de la luz solar y también dan una ilusión de batir al azar en todo el resto del edificio. No es raro que arquitectos de todo el mundo, ni siquiera necesitan que les guste el vino, hagan peregrinación aquí para presenciar el fenómeno.

marques

– Rojo para el vino, oro para el hilo que va alrededor de las botellas y plata para la cápsula, cuenta José Luis Muguiro, quien nos dio la bienvenida fuera de la extraña construcción.

José Luis Muguiro es descendiente del genuino Marqués de Riscal. En su tarjeta de visita pone General Sales Manager y Board of Directors Member, pero habla como si fuera el dueño del lugar – junto con su tocayo y primo, José Luis. Muguiro cuenta cómo ambos se obsesionaron con la idea de permitir a Frank Gehry diseñar el ‘nuevo centro de vino’ y finalmente convencieron al famoso y muy ocupado canadiense a aceptar el trabajo.

marques-de-riscal-ciudad-del-vino-hotel

– Al principio se negó. El trabajo era demasiado pequeño. Él estaba ocupado con una sala de conciertos, The Experience Music Project en Seattle. Pero no nos rendimos. Lo invitamos aquí y después de tres días abrimos una botella de Marqués de Riscal del año 1931, año de nacimiento de Gehry. Él quedó encantado y aceptó el trabajo. Fueron necesarios cinco años hasta la inauguración en octubre de 2006.

¿Y cuánto costó?

– Aproximadamente 60 millones de euros, contesta José Luis Muguiro.

Unos 500 millones de coronas suecas. ¿Cómo demónios tuvo usted medios?

– Teníamos una parte ahorrada. Además de buenos contactos con los bancos vascos. Nadie ha tenido que arrepentirse hasta el momento.

José Luis Muguiro tiene un ojo muy bueno para Suecia, dice él. Y una buena memoria. Explica cómo el cirujano torácico Clarence Crafoord en 1958 con una cirugía de corazón salvó la vida del hijo de su primo José Luis, cuando médicos de todo el mundo habían perdido la esperanza de vida del pequeño chaval.

– Suecia era un país socialista entonces, por lo que estaba prohibido dar dinero al médico. Pero mi primo quería aún así dar las gracias, así que le entregó un Stradivarius, que creo que recibó el hijo de Crafoord y luego donó a una escuela de música.
(Esto es confirmado por su hijo, el violinista Gert Crafoord, que cumplió 81 años el pasado jueves. “Pero yo no doné el violín, sino que lo vendí al
Järnåkerfonden cuando me jubile”.)

Así se pregunta José Luis Muguiro qué año nací.

– 1956.

– Digamos que en 1958, manifiesta decidido el jefe de ventas y miembro de la junta vasco Mugurio. Acostumbrado a decidir, como él es.

Explicación: además del trozo emocional con la cirugía de corazón, fue 1958 un año excepcionalmente bueno en la Rioja. Ahora quiere José Luis Muguiro ‘hacer un Gehry’ con nosotros también. Nos lleva a “La Catedral”, la bodega fantasmal del Marqués de Riscal, donde vinos de todos los años a excepción de dos desde 1860 están bajo capas de polvo. Una biutelj de 1958 está expuesta y aspirada de polvo. Pero vinos de 50 años de edad con corcho original no se abren con un sacacorchos. Es por eso que un quemador de gas está encendido sobre una mesa y calienta una tenaza de vinos de Oporto. El asistente Carlos Ulibarri es asignado a apretar con las tenazas al rojo vivo alrededor del cuello de la botella, que se vuelve ardiente. Después basta con cepillar un par de gotas de agua fría alrededor del cuello para que salga con un clic ‘clínico’. ¨

Así recibimos un vino de 52 años servido de botella sin cuello y el vino es excelente, sorprendentemente alegre y vital, un muy típico, viejo, clásico Rioja.

Cuando a continuación tierra arriba probamos lo que Marqués de Riscal invierte en la actualidad, resulta una representación de vinos jóvenes, baratos, modernos, con sabor a fruta para el mercado masivo. Incluso una Bag-In-Box se lanzará ahora en el Systembolaget en febrero, y podría haber sido Gaudí el que diseñó el patrón en la caja. Pero el vino no tiene un rastro de Rioja en sí mismo, sino que viene del mucho más crudo Toro en la frontera con Portugal. La ley de vinos prohíbe que el vino Rioja se envase en otra cosa que no sea botella.

Bodegas Baigorri-Samaniego-Ruta del Vino de Rioja Alavesa  Quintas

A pocos kilómetros de Elciego se encuentra el pueblo de Samaniego, donde un solitario, pabellón de vidrio rectangular ‘expulsado’ en una colina que domina el paisaje. Otro edificio ultra-moderno más que rompe con el estilo de construcción antiguo y que despierta curiosidad. Se trata de Bodegas Baigorri/bodegasbaigorri.com tal vez lo más caliente en toda la Rioja actualmente.

Entramos en el pabellón, tomamos el ascensor 32 metros abajo en el monte – y podemos como por maldición ver los viñedos cuando salimos. Magia? No, pero extremo ‘souterräng’! Ejecutar toda la ‘cadena de montaje’ en vertical significa que se puede aprovechar la gravitación y se evita utilizar bombas cuando todo el vino deba ser presionado y movido.

Meter uvas allí arriba, sacar el vino allá abajo. Una instalación pedagócica y fácil de entender donde todo es visible para los visitantes.

Un pequeño equipo de 14 personas producen aquí vinos turbo en el estilo de vino más consecuentemente moderno que se puede encontrar en la zona.

– El estilo Baigorri, dice Simón Arina Robles, que es el ‘sabelotodo’ de la empresa. Director Técnico, bodeguero, hombre mediático y el que viste el árbol de Navidad.

Los vinos no son similares a ningunos otros, pero es aún así la principal uva de Rioja, tempranillo, la que ‘gobierna’. Con sólo nuevas barricas de roble francés se exprimen montones de fruta y bayas, junto con taninos tensos y 15% de alcohol. Lo único clásico que observamos en Baigorri es un par de sillones Bruno Mathsson.

El que tenga tiempo puede dedicar meses a girar alrededor de la Rioja e ir a parar constantemente en viñedos que han sido abandonados, están en camino de abandonar o tienen la intención de abandonar el viejo estilo para ‘apostar moderno”. ‘Aramos’ en dos días y medio todo el distrito, desde el sur-este de la Rioja Baja hasta el norte-oeste de La Rioja Alta, y vemos y probamos lo mismo: hangares clínicamente limpios con barricas nuevas de roble francés. Naves industriales frescas con depósitos de acero pulido y recién limpiados almacenes de botellas.

En Marqués del Atrio en Mendavia, hace el enólogo chileno Rodrigo Espinosa vinos jóvenes, públicos, accesibles, especialmente un vivo, un número blanco de la uva viura  y un rosado afrutado de garnacha.

En Finca Valpiedra en Fuenmayor esperan mucho de la siembra de la uva mazuela, que debe dar ácido y color al vino y dar “algo nuevo”.

En Bodegas Bilbainas arriba en Haro invita Diego Pinilla un reserva de lo mejor, pero sobre todo el más fresco cava que yo he probado. Totalmente sin el terrible tono de goma que la uva xarel-lo evoca (pero también es un cava especial para La Rioja,  hecho de viura y malvasia).

En la Finca Manzanos abajo en Azagra el futuro ya está aquí, a causa de una tragedia. Una mañana de mayo se encontró el líder de la empresa familiar Víctor Fernández de Manzanos, de 52 años, muerto en su cama. El corazón. La idea era que los hijos Victor y David algún día se harían cargo, pero todavía no! La madre Guillermina estuvo obligada a llamar a casa al hijo de 20 años de edad, Víctor, de los estudios de economía en Londres. El chaval de 18 años David está estudiando para ser ingeniero en Bilbao, o sea que pudo continuar en la escuela.

– Triste no llegar a graduarse, pero ahora es como es, dice Víctor Fernández y nos muestra alrededor cómo sus grandes planes de un hotel en la bodega han ido a parar a un punto muerto. Después de la muerte de su padre, el mortero y ladrillo reinan sobre el piso superior donde ocho habitaciones ahora deberían haber estado listas.

– Empezaremos de nuevo cuando tengamos fuerzas. Ahora debemos concentrarnos en el vino, dice el joven de 20 años que ha recibido todo el negocio sobre sus hombros.

Si los sueños de él y del vinicultor Borja Ripas se hacen realidad, ganarán muchos premios por su reserva ‘top’ de tempranillo y garnacha. ¿Por qué no? Se trata de un excelente vino con gran concentración y muy lejos del vino de Rioja original.

Lo que necesitamos después de todos estos cazadores de tendencias es un fundamentalista de Rioja.

Ella existe.

Se llama es María Martínez Sierra y es la Vieja Dama contra la corriente en La Rioja. Cuando ella comenzó como enóloga en 1975 en Montecillo, entonces desde hace dos años propiedad de la familia Osborne, dijo ella a los propietarios:

– Vended todas las bodegas! Necesitamos dos cosas: dinero y libertad de acción. Mejor comprar toda la uva durante años buenos y no tener que producir vino en años pobres.

Por alguna razón los propietarios obedecieron el extraño consejo de la joven, enérgica mujer y desde entonces ha reinado en Montecillo. Sin concesiones.

– Yo no quiero ser madre de otra cosa que mi propio estilo, motiva ella.

Probamos el estilo de María Martínez en cuatro maneras. Crianza -07, – reserva -05, gran reserva -03 y especial 1981.

Esto, señoras y señores, es un clásico de Rioja! El crianza joven es excelente, y el vino especial del gran año 1981 es un sueño. Suave, con una gran cantidad de tono de vainilla, roble y eneldo.

Pero nadie te ha sugerido que también te unas a la tendencia y hacer vino “moderno” ?

– Nadie ha sugerido … repite ella y pone los ojos en el cielo. ¡Por supuesto! Pero no me gustan las tendencias. Pruebo los nuevos vinos. Para mí, son “vinos normales”. El estilo está en todas partes del mundo. Y yo me pregunto: ¿qué significa Rioja en otros países? Esto! Podría estar equivocada, pero es mi convicción.

Bien se prefieran los Riojas clásicos o modernos está accesible toda la lista de deseos en los bares de tapas en el Casco Viejo de la capital de la Rioja en Logroño. En las pequeñas calles peatonales – o más bien “calles de estar de pie” – Calle del Laurel y San Juan está lleno de agujeros en la pared, donde se pide una tapa y el vaso de rioja, desde dos euros y para arriba.

marq

La regla es que se beben vinos jóvenes (jóven) o almacenados (crianza), la exención es darse el lujo con un viejo reserva o un maduro gran reserva. Todos son accesibles a precios simpáticos, la lista completa está en la pared – incluso Baigorri de Garage que, si se desea tomarse una botella entera en el bar aquí cuesta casi tanto como en el Systembolaget.

El inexperto y hambriento quizá meta la pata de´primera vez’ de ordenar tres o cuatro tapas y un vaso de vino en el mismo lugar.

Mal.

Todos los bares tienen su especialidad de tapa y la idea de que se pida una justamente de esa además de un vaso.

Después se se queda uno por un rato en la mesa del bar en la calle mientras se come y se bebe, seguidamente se va al siguiente bar y al siguiente y al siguiente hasta que esté uno lleno y alegre.

Es fácil elegir bien. Elegir libremente puede ser peor. El Bar Soriano tiene sólo champiñones y ajo en el menú. Que dos levemente fritos ‘sombreros’ empapados en mantequilla de ajo y un pedazo de pan podían saborear tan bueno es extraño. El medio ambiente, por supuesto. No está uno acostumbrado a casi 20 grados positivos a las ocho una noche en noviembre.

Después del Soriano nos vamos a Las Quejas, que sirve sándwiches de jamón y queso y demuestra con esto que tapas pueden ser más o menos cualquier cosa. En el Mesón del Abuelo al lado obtenemos un plato de chuletas de cordero pequeñas y después estamos preparados para las cosas más pesadas.

En el Bar Sebas pedimos orejas de cordero fritas y saben del todo OK. Consistencia como el pulpo y más o menos igual de poco sabrosas.

Y si uno es capaz de comer orejas de cordero, también será uno de capaz de comer vientre de cordero? En el restaurante de Malasaña está en la barra como una bola de lana bruta y parece tentadora. No. Pero tenemos que saber cómo se sirve y cómo sabe – y pedimos. Después de unos minutos la tripa viene de vuelta, ahora frita en rodajas con una salsa de chile que podría despertar a muertos. Pero la salsa fuerte es totalmente innecesaria. Vientre de cordero frito es en realidad un ‘pez gordo’. Pero debe ser cortado en rodajas finas.

Así, sólo quedan labios de cerdo cocidos en aceite. Vienen chisporroteando calientes y saben a … No, por cierto –  viaja allí y pruébalo tú mismo!

DATOS
Las uvas de la Rioja

En Rioja Alta se cultiva principalmente la uva tempranillo, que es la uva más famosa de la Rioja. En la Rioja Baja es garnacha la más común. Otras uvas comunes son Graciano azul y Mazuela, además de la viura verde (también conocida como macabeo) y malvasia. La diferencia entre el “estilo clásico” y “moderno” consiste en que el clásico esencialmente utiliza gran cantidad de barricas de roble de almacenamiento lo que da el carácter de vainilla y eneldo. Los modernistas uso sólo roble francés, con una almacenamiento más corto para atraer frutosidad y el rigor (taninos).

Clasificaciones

Hay cuatro clasificaciones de vino tinto de Rioja:
Joven = vino joven. Para vender inmediatamente después de la cosecha.
Crianza = Debe ser almacenado al menos dos años, incluyendo por lo menos seis meses en barricas, en la bodega.
Reserva = Debe ser almacenado al menos tres años, incluyendo un año en barrica, antes de la venta.
Gran Reserva = Debe almacenarse cinco años, incluyendo dos en barríca.

Años buenos y malos

Aquí una lista de años buenos y malos en La Rioja (vino tinto)

2008 = 3  2007 = 4  2006 = 3  2005 = 4  2004 = 4  2003 = 3  2002 = 2  2001 = 5  2000 = 3  1999 = 3  1998 = 4  1997 = 3  1996 = 4  1995 = 5  1994 = 5

Puntuación: 5 = Brillante, 4 = 3 Excelente, = Bueno, 2 = Menos bueno. [gp.se/matdryck/dryck/1.498673-rioja-har-startat-om]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*