El toro de lidia

Toro44El toro de lidia, también denominado toro bravo, designa a los especímenes macho de toro seleccionados y criados para su empleo en los diferentes espectáculos taurinos, como corridas o los encierros.

Procede de las razas autóctonas de la Península Ibérica, conocidas como «tronco ibérico», que desde tiempo inmemorial, propiciaron las formas más primitivas de tauromaquia.

Algunos especialistas consideran que es el descendiente más directo del uro, el antepasado de todas las razas bovinas actuales, ya que, además de su rusticidad y su vida salvaje, comparte con él numerosas características fenotípicas.

Otros expertos cuestionan que se trate de una raza de bovino diferente a la del toro y la vaca comunes (Bos taurus).

Se caracteriza por unos instintos atávicos de defensa y temperamentales, que se sintetizan en la llamada “bravura”, así como atributos físicos tales que unas astas grandes hacia delante y un potente aparato locomotor, superiores a los de otros especímenes de bovinos. […]

El toro de lidia es un animal gregario, que halla seguridad y refugio en una manada. Después del nacimiento, y antes del destete, el becerro vivirá ocho o nueve meses alimentado y protegido por su madre. Dado que su madurez sexual se produce a los 16 meses aproximadamente, poco después del año se separan machos y hembras, que, a partir de ese momento, vivirán en cercados diferentes. Las diferentes edades se denominan con nombres específicos: añojos (un año), erales (dos años), utreros (tres años), cuatreños (cuatro años) y cinqueños (cinco años). […] [Toro de lidia]

toro00

Los Encierros de toros en Pamplona

Del 7 al 14 de julio se llevan a cabo en Pamplona, España, los tradicionales “encierros” de toros. Lo que mucha gente desconoce es que los toros que corren por las calles en la mañana, serán matados en la plaza al atardecer durante la semana que duran las festividades. Los toros son criados en los campos y no están acostumbrados al ruido ni las aglomeraciones de personas. Una vez se abren los corrales son obligados a correr mediante golpes y gritos, y para que  corran a toda velocidad son golpeados y hostigados por los “corredores”, que usualmente llevan periódicos para estos efectos.

Las esquinas de las calles de Pamplona son muy estrechas, y los animales suelen resbalarse y caer, golpeándose con los muros o las barreras de contención, torciéndose las patas y eventualmente hiriéndose entre ellos cuando caen.

Cada año, más de 40 mil toros son asesinados en las plazas de toda España. […] [blogs.eluniversal.com.mx/weblogs_detalle11453.html]

toro5

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*