Anatomistas del Tercer Reich

Un incómodo legado científico

Seminario organizado en Alemania sobre el pacto entre médicos y oficiales del régimen nazi reabre debate sobre oscuro episodio de la historia de la medicina.

C-pEl Atlas de anatomía del alemán Eduard Pernkopf , con sus imágenes impecables y exactas, sirvió durante varias décadas a miles de estudiantes de medicina para memorizar cada detalle del cuerpo humano. Lo que desconocía la mayoría de ellos es que había sido preparado en jornadas de 18 horas de trabajo por Pernkopf y su grupo de dibujantes teniendo por modelos los cuerpos de hombres, mujeres y niños judíos ejecutados por los nazis.

Pernkopf no fue el único que aceptó el macabro pacto. Se cree que a cada escuela de medicina alemana se le asignó una prisión durante el Tercer Reich para abastecerse de cadáveres. Más de medio siglo después de aquellos horrores, esa página de la historia de la medicina apenas se está escribiendo.

Heather Pringle, periodista y escritora canadiense, autora del libro El plan maestro (2006), en el cual narra la relación entre científicos y oficiales nazis, ahora va tras los secretos de los anatomistas alemanes. Por otra parte, la Sociedad Anatómica de Alemania tiene previsto realizar el seminario “Anatomistas del Tercer Reich” para reabrir el debate ético sobre la herencia científica que nos dejaron los nazis.

¿Qué tipo de investigación está realizando sobre este tema?

Quiero ampliar la investigación que realicé para el libro El plan maestro. Mientras lo escribía me enteré de un macabro proyecto de investigación conocido como la Colección de Esqueletos Judíos, diseñada por el anatomista Dr. August Hirt. Con la ayuda del antropólogo Bruno Beger, Hirt logró un arreglo para obtener los esqueletos de 86 judíos, hombres, mujeres y niños, para su investigación.

¿Por qué comenzó a escribir sobre los anatomistas alemanes?

Estoy extremadamente interesada en la influencia de la política en la ciencia. Muchas personas piensan de manera naïf que la ciencia es imparcial. […] [Por: Pablo Correa/elespectador.com/Anatomistas del Tercer Reich]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*