Perros y humanos

cesar_millanLos perros han modificado sus genes, a partir del capricho de los humanos

Decir que son “los mejores amigos del hombre” es vox populi, pero muy probablemente no es una exageración. En el año 2008, se encontraron en Bélgica evidencias suficientes para demostrar que la relación entre humanos y perros, se remonta a casi 32 mil años, lo cual implicaría que estos caninos fueron primer animal domesticado.

Diversos estudios científicos han permitido afirmar que la domesticación del perro comenzó más por una adaptación espontánea de éste para acercarse a vivir junto al hombre, que por la voluntad humana. Al lado de los humanos, los perros encontraron una forma de alimentarse con menor esfuerzo, mejores condiciones de vida y por supuesto, afecto.

El hombre, por su parte, detectó que los perros poseían un olfato y un oído que superaba por mucho las capacidades humanas, así que aceptó su presencia como un aliado en la caza, y también para defender al grupo y su morada. Poco a poco, los humanos fueron adaptándolos a sus necesidades, creando diferentes razas para las distintas labores y características ambientales y geográficas.

Estos procesos de adaptación, dieron lugar a una selección artificial con miras a lograr que estos caninos, tuvieran un color, tamaño, estructura corporal, habilidades y hasta el comportamiento que más le acomodaba a sus amos. Partiendo de esta idea, un grupo de investigadores se dio a la tarea de detectar reminiscencias de los procesos de selección, y lograron identificar 155 regiones en el genoma de los perros que contienen los posibles genes característicos de cada una de las 400 razas existentes.

Dicho estudio se realizó mediante el trabajo coordinado entre diversas universidades norteamericanas, que analizaron más de 21 mil variaciones en las secuencias de ADN en un nucleótido de un grupo de 275 perros de 10 razas distintas, como caniches, pastores alemanes, terrier y perros salchicha.

Mediante este trabajo, que estuvo dirigido por por Joshua M. Akey de la Universidad de Washington, se descubrieron 155 zonas que han variado especialmente en los siglos recientes, que fue cuando la selección artificial se incrementó para tener razas con características perfeccionadas para determinada tarea (caza, pastoreo, vigilancia) y en otras simplemente por ostentación. […] [Por Rolando Lino Mina/www.e-consulta.com/magazine/index.php?option=com_content&task=view&id=212&Itemid=30]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*