Berlusconi, la “momia” plastificada italiana

El regreso de la momia Berlusconi | Crónica – El Mundo

Mary Beard: “Trump, Putin y Berlusconi son los últimos dinosaurios”

Skräcken är total, mumien gör comeback | Aftonbladet (El terror es total, la momia regresa)

Hadley Freeman on Berlusconi’s new face | Fashion | The Guardian

Libération Calls Berlusconi ‘The Mummy’ – Business Insider

Silvio Berlusconi: – “Le Retour de la Momie” Libération

Berlusconi “ressurgit d’entre les morts” – Europe1

Un líder plastificado – Internacional – Diario de León

Al parecer (por lo que se observa en personajes famosos y ‘adinerados’), bien sea por dinero que hayan conseguido por su cuenta o gracias a sus padres, marido o mujer, el dinero y la fama hacen que no sientan complejos de inferioridad por su ‘menos favorable’ apariencia física, como sienten los que carecen de millones y de fama…

One Comment

  1. El tipo es un pastel. No al nivel Nachito Urrutia, pero pastel de todas formas. Coimero de Corpesca, chanchullero en Thno. chupafusiles vocacional y fuente de risas para grandes y chicos. Pero bueno, una de las prerrogativas de nuestra “democracia (risas) es que se puede elegir un perfecto pelmazo para un puesto representativo, si consigue los votos suficientes. Y luego tiene la cara de reclamar que sus críticos son intolerantes. Si lo fuéramos, el pastel no estaría hablando tantas idioteces y se quedaría con su parafernalia de “Mi General Pinoshé calladito en su casa. Aunque comparado con otras luminarias de los puestos designados por Bracitos Cortos, se queda, valga la redundancia, chico. Una Ministra Sernam que se enorgullece de su posición antiaborto y su condición de momia (literal, a juzgar por las fotos), un Ministro de Educación que es un insulto a los ministros de educación (quienes nunca han sido particularmente queridos), un subsecretario en ¿Hacienda o Economìa? recién salido de la universidad (no, no es nepotismo. En serio). Un gobierno de ricachones y niñitos bien, por y para ricachones y niñitos bien. Decididamente, estos serán unos largos cuatro años.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*