Quince años viviendo en una caravana

Azucena Fernández está terminando una tortilla de patatas con la puerta abierta y el aroma inunda todo el tramo de la calle en la que está estacionado su hogar*. Los vecinos y el barrendero se paran a saludarla mientras ella realiza sus tareas cotidianas y reparte chascarrillos a unos y otros, como cada día desde hace 15 años. A su alrededor: coches, bloques de viviendas y árboles de aquel mítico parque vallecano, el de las Cataratas. Una carpa atada a esos árboles hace las veces de porche, como intentando convertir la acera en algo más acogedor, como dejando a un lado el hecho de que su casa no es tal, aunque a ella a veces se le olvide. “Sí, yo vivo aquí, es pequeñita pero me apaño”, comparte con naturalidad.

  • Apoyada en la puerta de su roulotte, explica cuánto le costó lograr el ‘permiso’ para residir allí con sus hijos, que al principio iba la Policía cada noche pero que, “después de luchar mucho”, se hizo con el certificado de empadronamiento.
  • Y es que no es la ausencia de comodidades propias de una casa lo que más le preocupa a Azucena, sino la inseguridad que sufre, sobre todo al caer el sol.
  • “Muchas noches comienzan a tirar de la puerta y yo ahora estoy sola”, cuenta, temiendo que un día de estos alguien le pueda infligir algún daño.
  • “Aquí me puede pasar cualquier cosa”, reconoce, contando que hace poco poco tuvo que reforzar las ventanas porque un individuo apareció en su caravana mientras ella dormía.
  • Explica que para su aseo personal calienta agua en el fuego y se lava ahí mismo y que cuenta con un pequeño generador para calentarse en invierno.
  • Ni el Área de Información Estadística del Ayuntamiento de Madrid, ni el Samur Social han proporcionado a este periódico el número de personas sin hogar empadronadas en la ciudad de Madrid. Se desconoce cuánta gente como Azucena reside de manera legal en coches, furgonetas o incluso bancos de la calle.
  • Tal y como ha indicado, a día de hoy en la capital hay alrededor de 400 personas empadronadas en la sede del Samur Social y alrededor de 500 en los centros de la Red de Acogida Municipal para Personas Sin Hogar. […] [ANA CARO/Quince años viviendo en una caravana | madrid – El Mundo]

* 34 Calle Cabeza Mesada, Madrid

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*