Jackie Kennedy señaló a Johnson como asesino de su marido

[…] Antes de fallecer, la que fuera Primera Dama estadounidense dejó unas grabaciones en las que daba cuenta de sus sospechas sobre la muerte de su marido, que atribuía a una conjura. El historiador Arthur Schlesinger Jr. grabó estas entrevistas días después del magnicidio de Dallas, en 1963, que han permanecido escondidas en la Biblioteca Kennedy de Boston. Jackie Kennedy, consciente del poder explosivo de las cintas, estableció que estas no podrían hacerse públicas hasta 50 años después de su muerte, esto es, en 2044. La propiedad quedaba en manos de su única hija Caroline, que se encargaría de seguir los designios de su madre. Pero no ha sido así: en 2011, esas cintas estarían a un paso de ver la luz.

Y es que la heredera de los Kennedy tuvo que negociar con ellas, para evitar que la ABC estadounidense emitiera una serie sobre su familia –protagonizada por Katie Holmes y y Greg Kinnear-, cuyo contenido desaprobaba. El bombazo de esta negociación lo desveló el Mail on Sunday el pasado fin de semana, provocando una cascada de informaciones con el resto de la prensa estadounidense entrando al trapo de la especulación. ¿Qué condiciones tiene ese trato? ¿Qué gana exactamente la heredera Kennedy? , pero, por encima de todo, ¿qué es lo que dicen esas grabaciones de la difunta Jackeline Kennedy?

Según los diarios, se trata de declaraciones “explosivas” que pueden dividirse en dos ámbitos. En el primero de ellos, Jackie desveló su particular teoría sobre el asesinato de su marido, y confiesa sus sospechas sobre el entonces vicepresidente – y después sucesor- Lyndon B. Johnson. A él le sitúa como organizador del complot para asesinarlo, que después ejecutarían una “camarilla” de magnates de Texas. […] [Jackie Kennedy señaló a Johnson como asesino de su marido – LIBERTAD DIGITAL]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*