Expertas de etiqueta comparten el análisis preocupante del matrimonio Trump

La imagen de una pareja sin brillo que reflejan en sus apariciones públicas Donald Trump y su mujer eslovena Melania Knavs, es de pena.

Afirman que Donald Trump y Melania llevan vidas separadas, que no comparten cama y que Ivanka hace sombra a Melania, y muchos medios escriben que corren rumores de crisis matrimonial entre ellos. El US Weekly escribe sobre este distanciamiento como un hecho y el New York Post que “Melania quiere estar con Donald lo menos posible, que quiere estar lejos de él, de la presidencia o de cualquier cosa que la obligue a involucrarse”.

Y con el titular “Etiquette experts share troubling analysis of Trump marriage escribe AOL que Donald Trump ha sido criticado por su lenguaje corporal y etiqueta hacia su mujer Melania, desde su inauguración. Y qué no decir de la foto de la parejita bajando del Air Force One que reavivó el debate sobre la falta de respeto por la primera dama. La foto viral muestra al presidente saludando a la gente en la parte inferior de las escaleras del avión mientras Melania sigue aún bajando muy atrás de él.

A la luz de esta preocupante tendencia, The Huffington Post habló con dos expertas en etiqueta, Jacqueline Whitmore y Elaine Swann, para decodificar el significado detrás de las frías interacciones de Trump y Melania.

Whitmore, que es experta en etiqueta internacional, explicó la regla tradicional de la etiqueta cuando se trata de hombres y mujeres bajando escaleras juntos.
“Cuando un hombre y una mujer están bajando por las escaleras, el hombre deberá ir delante de ella. La lógica es que si ella se desplaza o cae, el hombre (generalmente mayor o más fuerte) estaría en condiciones de cogerla” dijo. Sin embargo, Whitmore señaló que a pesar de que el presidente está caminando delante de su esposa como dicta la etiqueta, su auténtica distancia de Melania “podría ser percibida como un signo de falta de respeto”.

“En las fotografías, lo que estamos viendo claramente es que Donald Trump está caminando no sólo una escalón por delante, no dos escalones por delante, sino unos pocos pies  (1 pie = 0.3 metros) por delante. Ella no está siendo acompañada por él”, dijo.

“Si miras algunas de las viejas fotos de Ronald y Nancy Reagan o de los Obamas, están muy juntos, es decir, son una unidad, son una pareja, están participando en esta actividad juntos.”

Swann, una experta en estilo de vida y etiqueta, compartió una postura similar.

“El esposo al pie de la escalera, saludando a la gente allí, y la esposa está todavía en la parte superior de las escaleras – esto es incorrecto”, dijo al Huffington Post. “Lo que debe hacer es esperar a su esposa en la parte inferior de la escalera y luego tomar su mano y ayudarla a bajar los últimos pocos escalones mientras baja. Esto no fue hecho.”

“Todavía es un esposo primero antes que un presidente. Porque está en la presencia de una mujer, y esta mujer es su esposa, todavía tiene que asegurarse de que está alimentando su relación. Y parte de nutrir tu relación son los pequeños gestos y delicadezas que son necesarias en términos de caballerosidad”.

La experta en comunicación y lenguaje corporal Susan Constantine llegó a una conclusión similar e igualmente preocupante sobre el matrimonio Trump en una entrevista posterior a la inauguración con Mic.

”Si no sabías que estaban casados, no sabrías que están casados.”

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*